La bandera y las mujeres en el deporte argentino

En el día de la bandera recordamos las deportistas mujeres que fueron encargadas de llevarla en los Juegos Olímpicos.


En 1924 fue la primera vez que Argentina formó una delegación olímpica para competir en esa edición de los Juegos, realizada en París. Fueron 77 deportistas, todos hombres.
Lo mismo sucedió en las siguientes dos ediciones (1928 y 1932) hasta que en Berlín 1936 participó la nadadora Jeannette Campbell, única mujer en la delegación.

En los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 Isabel Avellán, lanzadora de disco, se convirtió en la primera mujer en ser abanderada de la delegación argentina en el desfile inaugural. También en esa edición consiguió su mayor logro: sexto puesto y diploma olímpico.

Desde entonces, cinco mujeres tuvieron el privilegio de ser abanderadas olímpicas. En Roma 1960 la encargada fue la clavadista Cristina Hardekopf, aunque no fue incluida como deportista participante en una delegación integrada, otra vez, en su totalidad por varones. Al menos sería la última vez que eso suceda.

En la edición de Tokio 1964, la abanderada en el desfile fue la nadadora Jeannette Campbell, la primera atleta argentina mujer en ganar una medalla (plata en los Juegos de 1936) y en participar de un Juego Olímpico, promovió de esta manera el deporte femenino.

Pasarían 24 años hasta la siguiente mujer abanderada en la ceremonia de inauguración de unos Juegos: Gabriela Sabatini, en Seúl 1988. Tenía apenas 18 años y ganó la medalla plateada en lo que fue la vuelta del tenis como deporte olímpico después de 64 años.

La judoca Carolina Mariani llevó la celeste y blanca en Atlanta 1996 y logró un séptimo puesto al igual que en Barcelona 1992.

La última y tal vez más recordada por lo reciente y por ser sus últimos Juegos fue Luciana Aymar en Londres 2012. La Leyenda del hockey (declarada así por la Federación Internacional de Hockey en 2008) se convirtió en la segunda deportista argentina en ganar cuatro medallas olímpicas -después de Camau Espínola- sin dudas una referente de las mujeres en el deporte.

En los últimos años, Paula Pareto llevó la bandera argentina en la ceremonia de cierre de Río 2016 y Sol Ordas hizo lo mismo en los Juegos de la Juventud 2018.

Para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se llevarán a cabo el año próximo, el Comité Olímpico Internacional permitirá que sean dos los deportistas, un hombre y una mujer por delegación, que puedan llevar en conjunto la bandera nacional en la ceremonia de apertura.

Así, la 29° edición de los Juegos Olímpicos en la historia, abrirá el camino para que más mujeres argentinas puedan llevar con orgullo y honor nuestra bandera en el evento deportivo más importante.