La atención médica de urgencias y enfermedades está asegurada sin riesgo de contagio de COVID-19

En los hospitales existen circuitos diferentes que separan a las personas con fiebre y síntomas compatibles con COVID-19 de las que concurren por otras patologías o emergencias. La asistencia continúa con los recaudos necesarios.


“El aislamiento social, preventivo y obligatorio es fundamental para minimizar la circulación no esencial de personas y eso ha bajado la transmisión del virus. Hay motivos para poder salir de casa y la atención médica, aunque no sea por COVID-19, es uno de ellos”, afirmó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Ante la presencia de síntomas que no sean respiratorios ni vinculados con COVID-19 (fiebre más dolor de garganta o tos, o dificultad para respirar o pérdida súbita del sentido del olfato y del gusto) es importante concurrir a un centro asistencial para recibir atención. “Las dos posibilidades más frecuentes - describió Vizzotti- es que alguien piense que no se puede y por eso se quede en casa -aunque están autorizados para salir- y la otra es pensar que se puede correr algún riesgo en nuestro sistema de salud que trabaja para que eso no suceda”.

Por otra parte, la viceministra aclaró que las personas que tengan síntomas respiratorios deben contactarse al sistema de salud de una manera diferente, y según lo dispuesto por cada jurisdicción, para poder minimizar el contacto con otras.

“La atención es segura en las instituciones de nuestro país. Lo circuitos de atención dentro de las instituciones son independientes de aquellas personas que tienen fiebre”, aclaró a su turno el presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, Jorge Tartaglione. Luego agregó que “la emergencia también es segura para que puedas llegar al hospital en forma correcta, sin tener miedo a tener un contagio por COVID-19”.

Tartaglione recomendó a los pacientes cardíacos que continúen tomando la medicación que tengan de acuerdo a su tratamiento como así también realizar los procedimientos diagnósticos necesarios. “Esto es vital porque nuestro temor es que se incrementen las enfermedades cardíacas en este período de aislamiento social como ha pasado en otros países, esto es una recomendación que hacemos desde la Fundación Cardiológica Argentina y de la Sociedad Cardiológica Argentina”, destacó.

Finalmente, el presidente de la Fundación Cardiológica Argentina aseguró que “nuestro objetivo es que la mortalidad cardiovascular, que es la primera causa de muerte en la República Argentina se mantenga estable en este aislamiento social”.

En cuanto a la situación epidemiológica de COVID-19, el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, informó que son 4.285 los casos confirmados, 215 los fallecidos por lo que la tasa de letalidad es del 4,97 por ciento. Además, hay 157 personas internadas en terapia intensiva y 1.256 obtuvieron el alta. Al momento se realizaron un total de 58.685 tests diagnósticos con un porcentaje de positividad de 8,7 %.

30-04-20 INformediario