Ingenieros del Ejército en la Base Marambio

Una comisión del Departamento Obras en Apoyo al Desarrollo Nacional (ODENAC), a solicitud del Comando Conjunto Antártico, se desplazó hasta la Base Antártica Marambio con el objetivo de estudiar la factibilidad de reparación de la pista de aterrizaje principal.


La tarea también incluyó la planificación de posteriores modos de acción a fin de que la pista esté operativa en forma continua.

Al respecto hay que destacar que, durante las campañas de verano, la operación de la pista resulta complicada con temperaturas superiores a los 2°C, ya que se encuentra emplazada sobre un suelo de permafrost (una mezcla de roca, hielo y materia orgánica que permanece a una temperatura de 0°C o menos, por al menos dos años consecutivos).

Obtención de muestras del suelo de permafrost.

Acerca de la Base Marambio
La Base Antártica Marambio dependiente del Comando Conjunto Antártico es operada por por la Fuerza Aérea Argentina. Allí desarrolla su labor científica el personal de la Dirección Nacional del Antártico (DNA) y del Instituto Antártico Argentino (IAA) durante todo el año.

Pero es especialmente en verano cuando tienen su punto de distribución, por medio de aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea Argentina, a las zonas de estudio e instalación de campamentos.

Esto la convierte en el principal punto de apoyo para la actividad antártica argentina, ya que a través del transporte aéreo facilita la evacuación sanitaria, las tareas de búsqueda y rescate, y el traslado de personal y cargas.

Es por ello que es imperioso mantener operativa la pista de aterrizaje a lo largo de todo el año, para permitir la entrada de aviones Hércules C-130 y DHC-6 Twin Otter, así como, durante el verano, un escuadrón de helicópteros Bell-212 a fin de brindar apoyo de manera ininterrumpida a la actividad científica y realizar tareas de enlace con otras bases antárticas.

La experiencia de ODENAC
La convocatoria de ODENAC se basa en la vasta experiencia que tiene este departamento, dependiente de la Dirección de Ingenieros e Infraestructura, en la planificación, dirección y ejecución de obras para el desarrollo, como las ejecutadas en materia de ferrocarriles en las provincias de San Juan, Santa Fe, Salta y Buenos Aires.

Se realizaron mediciones con GPS diferenciales

La visita técnica llevada a cabo por la comisión tuvo como objeto recolectar información técnica sobre el estado actual de ambas pistas de aterrizaje y, a su vez, reconocer distintos sectores que permitan construir un camino desde las instalaciones hasta la orilla de la isla, con el fin de dimensionar un sistema que mejore la eficiencia en la descarga del combustible que se emplea durante todo el año.

Es de destacar que, en lo relativo a esta necesidad, se contó con la valiosa colaboración de todo el personal de la base, que facilitó cuantiosa información a partir de su experiencia y conocimiento de las problemáticas.

También se efectuaron relevamientos con vuelos de drone, se extrajeron muestras de suelo, se reconocieron distintos sectores de factibles canteras de obtención de materia para los futuros trabajos y la posible construcción de caminos para vehículos livianos.

Cabe mencionar que las próximas actividades a realizarse en Base Marambio, una vez presentado el proyecto de trabajo, serán durante las campañas antárticas de verano de 2019 y 2020, dependiendo de las condiciones meteorológicas reinantes y que permitan continuar con los estudios del terreno e inicio de los trabajos en pista.

Para las actividades de reconocimiento fue muy importante el apoyo del personal de la dotación 50 de la Base Marambio, de los científicos de la Dirección Nacional del Antártico, del Instituto Nacional de Tecnología Industrial, del Grupo de Reconocimiento Aeroespacial de la Fuerza Aérea y de la Facultad de Ingeniería del Ejército (FIE), quienes están colaborando profesionalmente con documentación e información necesaria para dar inicio a este proyecto complejo y con muchos condicionantes climáticos y medio ambientales, el cual es un gran desafío de ingeniería buscando mejorar el apoyo brindado a la investigación científica por nuestras fuerzas armadas en este territorio adverso de la Patria.

La comisión de la ODENAC (de izquierda a derecha): los mayores Federico Devoto y Nazareno Ampuero, el sargento primero Luis Martínez Quiñones y el suboficial principal Alejandro Agón.