Homenaje a los caídos en la Defensa del Regimiento de Infantería de Monte 29 y en cumplimiento del deber militar

El Ejército Argentino rindió homenaje a los caídos en la defensa del cuartel del Regimiento de Infantería de Monte 29 el 5 de octubre de 1975, donde cayeron 12 efectivos de esa unidad, además se distinguieron a familiares de soldados caídos en cumplimiento del deber en periodos democráticos.


4 de octubre - Ciudad de Buenos Aires

En Buenos Aires, en el cuartel del Regimiento de Infantería 1 Patricios se rindió homenaje a los caídos en la defensa del Regimiento de Infantería de Monte 29 de Formosa. El acto fue presidido por el presidente de la Nación Ing Mauricio Macri, siendo acompañado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad; el jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general VGM Bari del Valle Sosa y el jefe del Ejército, teniente general Claudio Ernesto Pasqualini. Además, estuvieron presentes el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Avruj; el secretario de gobierno de Cultura de la Nación, licenciado Alejandro Pablo Avelluto, autoridades civiles y militares, personal militar en actividad y retiro y público en general.

Durante el acto se rindió homenaje a los doce militares (1 oficial, 1 suboficial y 10 soldados conscriptos) muertos el 5 de octubre de 1975, durante la defensa del Regimiento de Infantería de Monte 29 cuando fue atacado por una columna de la organización Montoneros, durante el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón.

Durante su discurso el general Pasqualini destacó:

“Recordamos a los hombres que entregaron su vida por la Patria y homenajeamos a las familias que hace muchos años vienen sobrellevando un profundo dolor por la pérdida de sus seres queridos”

y agregó:

“Su recuerdo debe ayudarnos a seguir construyendo un futuro alejado de los paradigmas del pasado sin prejuicios sin soberbias y sin revanchas inspirados en el objetivo común unidos como hermanos hacia el desarrollo de la Nación Argentina que todos soñamos”.

Tras las palabras del Jefe del Ejército, se procedió a la colocación de ofrendas florales frente a las imágenes de los doce héroes que dieron su vida en defensa del regimiento: teniente (post mortem) Ricardo Massaferro, sargento primero (post mortem) Víctor Sanabria, cabos (post mortem) Antonio Arrieta, Heriberto Avalos, José Coronel, Hermindo Luna, Dante Salvatierra, Ismael Sánchez, Tomás Sánchez, Edmundo Sosa, Marcelino Torales y Alberto Villalba.

Lo hicieron el señor presidente de la Nación acompañado por Jovina Luna, hermana de soldado Hermindo Luna y Alejandra Masaferro, hermana del subteniente Masaferro por su parte, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, hizo lo propio acompañado por el jefe del estado Mayor Conjunto, teniente general VGM Bari del Valle Sosa y el jefe del Ejército, teniente general Claudio Pasqualini.

Luego, el presidente de la Nación entregó, junto con el jefe del Ejército, la Orden a los Servicios Distinguidos al Mérito Civil a los familiares de soldados caídos en cumplimiento del deber, acontecido durante periodos democráticos, siendo ellos el: mayor (post mortem) Miguel Paiva, teniente primero (post mortem) Juan Gambandé, sargento ayudante (post mortem) Aldo Linares, sargento (post mortem) Bruno Rojas, cabos (post mortem) Héctor Cardozo, Leonardo Díaz, Domingo Grillo y René Papini, caídos en cumplimiento del deber militar.

A continuación y como acto recordatorio de éste momento, el presidente de la Nación, acompañado por el ministro de Defensa y el jefe del Ejército, procedieron a entregar los cuadros con las imágenes de los soldados caídos en la defensa del Regimiento de Infantería de Monte 29 que presidieron el acto conmemorativo, a los familiares de los héroes formoseños, siendo un momento de recogimiento y emoción para todos los presentes.

Finalmente, el presidente Macri hizo uso de la palabra y el recordar a los caídos destacó que este acto:

“...es una responsabilidad con la historia, con el presente y con el futuro de nuestro país. Es ratificar nuestro compromiso con la República y con la democracia”.

También el primer mandatario aseguró que durante mucho tiempo el estado guardó silencio frente a las víctimas, “un silencio que duele”; y enfatizó:

“El terror y la violencia de los 70 deben ser recordados como un capítulo oscuro de nuestra historia, como ese país al que nunca más queremos volver”.

Finalmente anunció:

Hemos decidido otorgar un subsidio extraordinario a los familiares de fallecidos en defensa del Regimiento de Infantería de Monte 29. En esa línea la próxima semana voy a firmar un decreto para instruir al ministro de Defensa a que avance con ese objetivo.

presidente Mauricio Macri

5 de octubre - provincia de Formosa

Por otra parte, en las localidades del interior formoseño, de las cuales eran oriundos los soldados caídos en la acción del 5 de octubre de 1975, se realizaron distintos actos de reconocimientos y, simultáneamente se realizó una misa por los caídos en la capilla de la guarnición.

A las 1645 horas, hora en la que dio inicio la agresión al cuartel, el jefe de regimiento, coronel Gabriel De Senzi colocó una ofrenda floral en el cenotafio a los caídos.

A las 18 comenzó la ceremonia central con la que el Ejército Argentino conmemoró la tenaz defensa de los cuarteles del Regimiento de Infantería de Monte 29, acción en la que murieron 10 soldados conscriptos, un sargento primero y un subteniente y por lo cual fue declarado Día del Soldado Formoseño.

La ceremonia estuvo presidida por el jefe del Ejército, teniente general Claudio Pasqualini, acompañado por el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, el intendente de la ciudad de Formosa, Jorge Jofré y autoridades civiles y militares, además de invitados especiales y público en general.

El momento sensible de la ceremonia llegó con el toque de silencio en honor a los soldados caídos en la acción.

Al hacer uso de la palabra, el general Pasqualini resaltó el compromiso del pueblo formoseño por el que acompaña en forma permanente la conmemoración de este hecho, destacando que “El sacrificio de todos estos soldados nunca será olvidado por cuanto su ejemplo es lo que nos anima a seguir; han sido hombres de bien que han escrito páginas de gloria en la historia de nuestra institución”.

Luego de proceder con el arrío de la bandera nacional del mástil principal de la plaza de armas “De la Victoria” se ejecutó el desfile de las tropas formadas, dando fin a la ceremonia.