Gualeguaychú recibió al seleccionado femenino de canotaje

Magui Garro, Brenda Rojas, Martina Isequilla y Micaela Maslein se entrenan bajo la supervisión del entrenador Juan Pablo Bergero. "Volvieron con muchas ganas. Agradecemos al ENARD, a la Federación y a la Secretaría de Deportes, así como a la gente de Gualeguaychú por la posibilidad que nos dan de practicar con todo el equipo tras 120 días", comentó.


La espera se hizo larga para las chicas del equipo nacional de canotaje pero, luego de casi 4 meses practicando solas en sus domicilios, pudieron volver a reunirse. Las aguas de la ciudad de Gualeguaychú son el escenario donde, desde el 13 de julio, se encuentra concentrado el seleccionado bajo la atenta supervisión del entrenador Juan Pablo Bergero.

"Estamos contentos por haber vuelto a concentrar. Después de 120 días donde estuvieron trabajando cada una por su cuenta, en su ciudad, es una gran alegría volver a tenerlas. Gualeguaychú nos abrió las puertas para volver a trabajar y luego de los hisopados, pudimos venir a entrenar. A las chicas las encontré muy bien, con muchas ganas de entrenar y de trabajar en equipo. Físicamente, no es lo mismo que si hubiéramos estado entrenando siempre juntos pero dentro de todo están muy bien. Esperamos poder mantener la modalidad y seguir con este tipo de entrenamiento", señaló.

Magui Garro, Brenda Rojas, Martina Isequilla y Micaela Maslein son las convocadas que, bajo estrictos protocolos, disfrutan de haber bajado nuevamente al agua para entrenar. La que no pudo hacerlo fue la medallista panamericana Sabrina Ameghino, quien no pudo sumarse por haber dado positivo de COVID 19 siendo asintomática y decidió preservarse. "Agradecemos a la Secretaría, al ENARD y a la Federación Argentina de Canoas por hacer posible esto, en un momento tan delicado. Mantenemos los protocolos, el distanciamiento, dormimos todos en cabañas separadas y almorzamos también por separado para mantenernos cuidándonos al máximo. Vamos a estar hasta el 1 de agosto concentrados y si todo sale bien, volveríamos nuevamente a mediados de agosto", anticipó el entrenador.

Bergero destacó además "la colaboración de las chicas y de los clubes, porque al principio de la pandemia fue complicado el tema de los entrenamientos en los hogares y con esas ayudas las chicas fueron consiguiendo material para trabajar en sus casas". "Lógico que no es lo mismo, pero buscamos mantener la forma. Ahora, vamos a intensificar más la preparación", comentó.