Taller sobre violencia institucional

Funcionarios del Ministerio de Seguridad, familiares de víctimas de gatillo fácil y el jefe de la Policía federal Argentina participaron en el primer taller de reflexión contra la violencia institucional para cadetes de la Policía Federal Argentina, en el marco de una campaña de capacitación para cursantes de las cuatro fuerzas federales.


Funcionarios del Ministerio de Seguridad, familiares de víctimas de gatillo fácil y el jefe de la Policía federal Argentina participaron en el primer taller de reflexión contra la violencia institucional para cadetes de la Policía Federal Argentina, en el marco de una campaña de capacitación para cursantes de las cuatro fuerzas federales.

El encuentro se dio un día después del taller brindado a efectivos del  Instituto de Formación de la Prefectura Naval Argentina en la localidad bonaerense de Zárate.
El encuentro se inscribe en el marco de la conmemoración del 8 de mayo “Día Nacional de la Lucha contra la Violencia Institucional” conforme a lo establecido por la Ley 26.811.
El objetivo de esta estrategia es sensibilizar a los aspirantes a agentes de la PFA sobre la responsabilidad que les incumbe como funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, en desempeñar sus funciones con eficacia, profesionalismo y garantizar la vida e integridad física de todos sus conciudadanos.
 
 
 
La modalidad de intervención está centrada en el análisis de casos concretos del estilo “gatillo fácil” que son analizados por los cursantes a la luz de las leyes, nuevos protocolos de actuación en materia de uso racional de la fuerza y los reglamentos policiales derivados.
La jornada de hoy estuvo presidida por el secretario de Coordinación, Planeamiento y Formación, Gustavo Palimieri, el subsecretario de Seguridad, Darío Ruíz, el Jefe de la Policía Federal Argentina, Comisario General, Román Di Santo, y Raquel Witis, madre de Mariano víctima de la violencia Institucional e integrante de la Comisión Memoria, Verdad y Justicia.
“La violencia institucional es un flagelo que el gobierno nacional tiene como objetivo erradicar, que no la tolera, que trabaja en contra de eso. Y sabemos que las instituciones de seguridad tienen el riesgo de caer en situaciones de mal tratos y como reconocemos ese problema realizamos políticas para prevenir y sancionar y que no se repitan y los resultados son positivos porque Argentina es valorada a nivel internacional por cómo trabaja en este sentido”, señaló Palmieri.
Di Santo, por su parte, se refirió a la iniciativa como “fundamentales” para los cadetes porque “en poco tiempo van a  estar trabajando con la sociedad y deben plasmar todo lo asimilado en los talleres”.
“Una de las formas de violencia es la mentira o la hipocresía y cuando uno comete un error o no se cumple con un protocolo cada una de las conductas de nosotros está atravesada por una realidad histórica y hoy estamos haciendo otra historia y debemos cumplirla, por eso la mejor forma de honrar esta institución es honrar la vida”, dijo Ruíz.
“Mariano, mi hijo, fue un caso testigo de la Violencia Institucional y Policial por eso pensamos que hay que desnaturalizar el uso del arma cuando se persigue por delitos contra la propiedad, porque los bienes van y vienen y la vida es una sola. Se han tomado muchas medidas por cambiar eso y lo apoyamos”, explicó Witis.
Del 8 al 15 de mayo los cursantes de los diferentes niveles de formación y capacitación de las fuerzas policiales y de seguridad como futuros encargados de cumplir la ley participarán de talleres de reflexión sobre las prácticas de violencia ejercidas por los propios miembros y los perjuicios que las mismas generan en el vínculo entre estas instituciones y la comunidad a la que deben proteger.