Se realizó la “I Reunión Plenaria” del Consejo de Seguridad Interior


El Consejo de Seguridad Interior (CSI), que reúne a todos ministros del país de los que dependen las fuerzas de seguridad provinciales, debatió hoy la implementación de protocolos comunes para el combate de los delitos más complejos de la agenda de seguridad: trata de personas, narcotráfico, preservación de la escena del crimen y evaluación psicológica de postulantes a policías, entre otros. Del encuentro presidido por la ministra de Seguridad, Nilda Garré, participaron ministros de seguridad, justicia y gobierno, y jefes de las Fuerzas de Seguridad federales y provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

En su discurso inaugural, Garré expuso los lineamientos de las políticas públicas de seguridad que impulsa su cartera con especial énfasis en la conjura de la delincuencia compleja y el crimen organizado.

Garré destacó que el modelo de gestión que impulsa está "centrado en la modernización de las prácticas y medios de las fuerzas de seguridad y la mejora del nivel profesional de los efectivos en materia de capacitación".

La ministra instó a sus pares provinciales a "mejorar la conectividad entre las fuerzas policiales" para aumentar el intercambio de información con fines estadísticos y de análisis criminal.

Además, la ministra anticipó la iniciativa de creación de "mapas del delito" que integren las bases de datos de todas las provincias con las de la Nación.

"Asumimos la responsabilidad de conducir políticamente las fuerzas de seguridad. Hoy podemos decir que así como contamos con unas Fuerzas Armadas conscientes de la necesidad de respetar el orden constitucional y la soberanía del Pueblo, también las fuerzas de seguridad y policiales han asumido su naturaleza plenamente civil, reconociendo su origen y pertenencia social y comunitaria", afirmó la titular de la cartera de Seguridad.

En función de estos objetivos, el Ministerio de Seguridad puso a consideración de los ministros provinciales distintos protocolos de actuación policial para unificar criterios de ejercicio.

"Es necesario incrementar la colaboración recíproca y aumentar la frecuencia de los operativos conjuntos a los efectos de fortalecer el "esfuerzo nacional de policía" requerido en la Ley de Seguridad Interior", añadió la ministra.

"Comenzamos esta nueva gestión con  el impulso y el compromiso que entendemos necesario  a los requerimientos del momento. Sabemos que no escribimos sobre una página en blanco, pero pretendemos alcanzar el equilibrio necesario para que el uso de los recursos públicos se plasme en acciones eficaces en la lucha por la seguridad, la justicia y la libertad", finalizó Garré.

Participaron en la jornada de trabajo los ministros de Justicia y Seguridad de Buenos Aires, Ricardo Casal; de Gobierno de Río Negro, Diego Larreguy; de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo de Chaco, Juan Pedrini; de Gobierno de Corrientes, Gustavo Valdés; de Gobierno, Justicia y Educación de Entre Ríos, Adan Bahl; de Gobierno, Justicia, Trabajo y Culto de Formosa, Jorge Gonzalez; de Gobierno y Justicia de Jujuy, Pablo Lavilla; de Seguridad de Mendoza, Carlos Aranda Kaiser; de Gobierno de Misiones, Jorge Franco; de Gobierno de San Juan, Lorenzo Fernández; de Seguridad de San Luis, Berta Arenas; de Seguridad de Santa Fe, Alvaro Gaviola; de Gobierno, Coordinación General y Justicia de Tierra del Fuego, Guillermo Aramburu; de Seguridad Ciudadana de Tucumán, Mario López Herrera.

También asistieron en representación de sus jurisdicciones el secretario de Estado de Seguridad de Neuquén, Guillermo Pellini; el secretario de Seguridad de Salta, Aldo Saravia; el subsecretario de Seguridad de Catamarca, Luis Baracat; el jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco; el jefe de la Policía de Córdoba, Daniel Paredes; el jefe de Policía de La Pampa, Ricardo Baudaux, el jefe de Policía de Santiago del Estero, David Pato.