Rodríguez: “Este Gobierno pondera la participación, la inclusión y la asunción de responsabilidades por parte de mujeres”

La ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, cerró hoy el encuentro “Construyendo instituciones sensibles al género”, en el marco de la celebración del Día Internacional de las Mujer, del que participaron más de 300 personas, entre las que había funcionarios nacionales y provinciales, y representantes de las cuatro fuerza federales.


La ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, cerró hoy el encuentro “Construyendo instituciones sensibles al género”, en el marco de la celebración del Día Internacional de las Mujer, del que participaron más de 300 personas, entre las que había funcionarios nacionales y provinciales, y representantes de las cuatro fuerza federales.
“No existe perspectiva de género sin mujeres que la lleven adelante”, dijo la ministra y destacó que “este Gobierno, que está encabezado por una mujer, lo sabe; y por eso pondera la participación, la inclusión y, sobre todo, la asunción de responsabilidades por parte de mujeres”.

 


La titular de Seguridad aseguró que el aumento de personal femenino en las fuerzas de seguridad “no interesa como dato estadístico, sino como realidad y como perspectiva de futuro”, y subrayó que “las políticas activas de derechos humanos, de mejoramiento de las condiciones de todos los trabajadores y trabajadoras de la seguridad, y la mirada femenina y masculina en la resolución de los conflictos ciudadanos, vinieron para quedarse”.

 


Durante la jornada, realizada en el Círculo de Oficiales de la Prefectura Naval Argentina (COPNA), de la localidad de Olivos, hombres y mujeres de la Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria, participaron de la proyección de la película “Refugiado”, que aborda la temática de la violencia de género, para luego participar de un debate sobre la temática.
Además, la ministra entregó reconocimientos a mujeres de las 4 fuerzas, destacadas por haber sido pioneras en alcanzar logros y jerarquías en ámbitos históricamente reservado a los varones. La ministra explicó que, históricamente, quienes tenían el poder político de diseñar los lineamientos de la seguridad de la ciudadanía fueron los varones, y que, como el ejercicio de mando, el liderazgo y la fuerza física, y la potencia creativa son características que estaban asociadas a lo masculino, las fuerzas de seguridad se pensaban como “asunto de varones”.
“La estrategia de género del Ministerio de Seguridad nos involucra entonces desde un doble abordaje. Por un lado, con la implementación de una multiplicidad de dispositivos destinados a conformar una cultura institucional democrática, que promueva la equidad de género y los derechos humanos en su interior y, simultáneamente, concebir a los derechos humanos como directriz fundamental del ejercicio profesional del personal policial y de seguridad”, resumió.
En ese sentido, la ministra repasó algunas políticas activas llevadas adelante desde la cartera, para garantizar los derechos en el acceso, la permanencia y el progreso igualitario de mujeres y varones.
Se dispusieron pautas mínimas para los regímenes de licencia por maternidad y lactancia; y en cuanto al ingreso, donde históricamente había limitaciones para las mujeres, se creó una normativa específica donde se promueven condiciones de ingresos igualitarios. También se reformaron las escuelas y todos aquellos destinos que se caracterizaban por estar exclusivamente conformados por varones, dando lugar a que las mujeres participen.
Los efectos de estas medidas son evidentes: mientras que en el 2004 el ingreso de mujeres en la Policía Federal era cercano al 8%, en el 2014 las ingresantes representaron cerca del 40%. En la Prefectura, pasaron de menos del 5, al 30%; y en Gendarmería, de menos del 3, al 43% en 2014. La Policía de Seguridad Aeroportuaria, creada en 2006, es la Fuerza que tiene el mayor porcentaje de mujeres: un 38%.
Pero además se apostó a mejorar las condiciones de esta integración. Por eso, para acompañar la masiva incorporación de mujeres a las Fuerzas, se pusieron en funcionamiento los Centros Integrales de Género, destinados a orientar y asesorar todas las problemáticas de género que surjan al interior de las instituciones. También se avanzó en lo que es la capacitación del personal en esas temáticas.
Por otra parte, el ministerio entregó 1000 dispositivos conocidos como "botones anti pánico", implementó una “Guía Federal de Pautas para la intervención en casos de violencia en relaciones familiares”, y el manual “Buenas prácticas para la intervención policial en casos de violencia intrafamiliar. Una guía federal”.