Puertas abiertas de la Policía en la Semana de Mayo


 

El Ministerio de Seguridad dispuso celebrar la "Semana de Mayo" por primera vez con jornadas de puertas abiertas al público en el Departamento Central de Policía. Las actividades, que incluirán una muestra abierta en el Patio de las Palmeras del edificio histórico de la Policía Federal se desarrollarán los días 22, 23, 24 y 25 de mayo de 9 a 12 hs (Moreno 1550).

El miércoles feriado se hará un acto conmemorativo y se servirá chocolate tradicional a los presentes en la entrada de la calle Moreno.

El Ministerio de Seguridad propone de esta forma una apertura histórica de las puertas de la policía a la sociedad.

La galería interna del edificio incluirá una muestra centrada en las figuras de las tres personalidades policiales cuyos nombres fueron adoptados para los institutos de formación policial.

La "Escuela Superior de Policía", que llevaba el nombre del Gral. Cesario Cardozo fue cambiado por el de "Comisario General Enrique Fentanes", reconocido como el más ilustre teórico de la labor policial. Fentanes fue docente y académico, contribuyó a sentar las bases para la creación de la Policía Federal en el año 1943.

La "Escuela de Cadetes", que llevaba el nombre de "Ramón L. Falcón", pasó a denominarse "Comisario General Juan Ángel Pirker", quien fuera destacado jefe policial de la democracia entre 1986 hasta su fallecimiento en 1989. Pirker fue un firme batallador de la integración de la institución con la sociedad, con el respeto a los Derechos Humanos como estandarte de su gestión.

Y, finalmente, la "Escuela de Suboficiales y Agentes que otrora se llamara "Comisario General Alberto Villar" pasó a denominarse "Don Enrique O'Gorman", hermano de la célebre Camila O'Gorman cuya vida y tragedia fue consagrada en varios libros y en la película homónima de María Luisa Bemberg.

O'Gorman fue Jefe de la PFA entre 1867 y 1874. Contribuyó a la reorganización de la fuerza y dispuso de la remisión inmediata de la aplicación de barras y cepos a los detenidos en comisarías por considerarlos instrumentos de tortura.