Prefectura y Policía bonaerense incautaron más de dos toneladas de marihuana a bordo de un buque y detuvieron a 9 tripulantes

Más de dos toneladas de marihuana que eran transportadas en una barcaza por el río Paraná fueron incautadas a la altura de la localidad bonaerense de Vuelta de Obligado, partido de San Pedro.


Más de dos toneladas de marihuana que eran transportadas en una barcaza por el río Paraná fueron incautadas a la altura de la localidad bonaerense de Vuelta de Obligado, partido de San Pedro.
 
 
El procedimiento se realizó en el kilómetro 290 del río, donde efectivos de Prefectura Naval y de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas de la Policía bonaerense detuvieron al capitán del barco y al resto de la tripulación, todos de nacionalidad paraguaya.
 
 
“La Policía Bonaerense estaba investigando a una banda de narcotraficantes transnacional que intentaba introducir droga a la Argentina, y una vez que se tuvo el dato de que esta droga iba a ser movilizada vía fluvial se contó con la colaboración de la Prefectura Naval para hacer las tareas de inteligencia e identificar al buque y al contenedor”, explicó Sergio Berni en rueda de prensa, acompañado por el Prefecto Nacional Naval, Luis Heiler.
 
 
Los investigadores establecieron que el barco Papu Sur, de bandera paraguaya, salió del puerto Fénix, en cercanías de Asunción, con destino Buenos Aires y que transportaba un cargamento de droga.
La detención del buque se llevó a cabo finalmente en la zona de Vuelta de Obligado, cuando personal policial y de Prefectura lo  interceptó y secuestró más de dos toneladas de marihuana dentro de un contenedor.
 
“Luego de interceptar el buque se hizo el escaneo de los contenedores con un aparato de última tecnología, uno de los más modernos que hay en el mundo, con el que cuenta el Ministerio de Seguridad. Así se confirmó que en el container venían, lo que es hasta ahora, dos mil kilos de marihuana, pero seguimos contando todavía, quedan por escanear más de 120 containers”, agregó Berni.
 
 El operativo se concretó por orden del juez Federal 1 de Lomas de Zamora, Alberto Santamarina, tras una investigación de varios meses.
 
“Además del secuestro de la marihuana y los nueve detenidos, lo importante es haber frustrado la experimentación de una nueva vía para introducir droga en Argentina”, finalizó el secretario Berni.