PFA desarticuló banda de "timbreros"

Dos hombres fueron detenidos hoy en el barrio porteño de Floresta, acusados de integrar una banda que asaltaba comercios, a los que accedían en el horario de cierre del mediodía tras tocar timbres o golpear las puertas y amenazar a los empleados. 


Dos hombres fueron detenidos hoy en el barrio porteño de Floresta, acusados de integrar una banda que asaltaba comercios, a los que accedían en el horario de cierre del mediodía tras tocar timbres o golpear las puertas y amenazar a los empleados. 
Fuentes policiales aseguraron que las detenciones se produjeron este mediodía en Bermúdez 850, de Floresta, y la sospecha de los investigadores es que estos delincuentes concretaron al menos 20 robos bajo la misma modalidad, denominada por los pesquisas como "los timbreros". 
 
 
 
Las detenciones se produjeron a las 12.30 de hoy, cuando efectivos de la seccional 43ra. que investigaban el accionar de estos delincuentes a causa de varias denuncias de comerciantes de la zona, observaron por las cámaras de seguridad a dos sospechosos 
ingresar a un local de alquiler de vajilla en Bermúdez 850. 
Inmediatamente se dio un alerta y varios patrulleros de esa comisaría cercaron la zona pero los delincuentes, al advertir la presencia policial, intentaron huir. 
Uno de los delincuentes fue detenido a pocos metros del local asaltado, en tanto el cómplice resultó apresado a unos 150 metros de ese lugar. 
Los detenidos son dos hombres de 53 y 54 años y en cuyo poder se secuestraron dos revólveres calibre 32, con los que amenazaban a sus víctimas, y sogas con las que las ataban. 
Fuentes policiales señalaron que los delincuentes realizaban una inteligencia previa sobre los locales que cerraban al mediodía y quedaban a cargo de personas mayores o mujeres, tocaban el timbre y cuando salían a atenderlos, los amenazaban con armas. 
Luego las ataban de pies y manos, generalmente a una silla, y se robaban la recaudación que había en el local por las ventas de la mañana. 
De acuerdo a las fuentes policiales, a los detenidos se los acusa de haber cometido unos veinte robos en comercios del barrio de Floresta, en todos los casos con la misma modalidad, de los cuales ocho ya fueron comprobados.(Télam).