Operativo Ski-mal: PFA desarticula banda narco que traficaba cocaína y éxtasis en esquíes

La Policía Federal Argentina desarticuló una banda de narcotraficantes que intentaba enviar cocaína a Europa oculta en esquíes y comercializaba éxtasis en el mercado local de alto consumo.


La Policía Federal Argentina desarticuló una banda de narcotraficantes que intentaba enviar cocaína a Europa oculta en esquíes y comercializaba éxtasis en el mercado local de alto consumo.
 
 
En 11 allanamientos realizados en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense bajo la supervisión del secretario de Seguridad, Sergio Berni, se detuvo a siete personas y se incautaron 24 kg de cocaína  y 1300 pastillas de éxtasis.
 
 
"La banda estaba formada por 5 argentinos y 2 españoles. Vendía drogas en fiestas electrónicas y los lugares más adinerados de Capital Federal y también enviaban droga hacia España”, informó el secretario de Seguridad.
 
Los detectives de la PFA secuestraron 24 kg de cocaína, 1300 pastillas de éxtasis, precursores químicos, y materia prima para fabricar 30 mil pastillas de éxtasis. “La materia prima del éxtasis, el sassafras, proviene de Asia y aquí se estira y se producen los comprimidos”, agregó Berni, quien estuvo acompañado por el subjefe de la PFA, Héctor Tebes y el superintendente de Drogas Peligrosas, Néstor Roncaglia.
 
Entre los detenidos se encuentran dos ciudadanos españoles y Ariel Álvarez, hermano del relacionista público Gaby Álvarez. "La investigación comenzó 6 meses atrás a partir de la visualización de la compra de pastillas de éxtasis en un fiesta de música electrónica, con la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, y a partir de allí se pudo dar con los cabecillas de la banda”, prosiguió el funcionario.
Berni explicó que “el operativo se denominó Ski-mal porque los traficantes enviaban cocaína comprimida en tablas de esquí a España. Es un trabajo artesanal de mucha precisión”, y sostuvo que “en cada par de esquíes se mandaban dos kilos de cocaína, con lo que encontramos 24 kilos, que puestos en España es muchísimo dinero, ya que cada kilo de cocaína en este estado de pureza se vende a entre 80.000 a 100.000 euros”.
Además de la droga, los efectivos secuestraron cinco automóviles, 16 celulares, dinero en efectivo, notebooks y documentación de interés para la causa.