Obras de Breccia Recuperadas por Interpol

Casi 200 obras del maestro del comic Alberto Breccia que habían sido robadas en 2005 de la caja fuerte de una empresa de seguridad en Buenos Aires, fueron recuperadas por Interpol en varios países europeos y ahora se autorizó su repatriación a la Argentina. 


 

Casi 200 obras del maestro del comic Alberto Breccia que habían sido robadas en 2005 de la caja fuerte de una empresa de seguridad en Buenos Aires, fueron recuperadas por Interpol en varios países europeos y ahora se autorizó su repatriación a la Argentina.

El material incluye caricaturas, historietas, dibujos y pinturas del dibujante y caricaturista uruguayo, valuados en un millón de euros, y se estima que es la mitad de la obra que realizó a lo largo de su carrera, hasta que falleció en 1993. 

Los trabajos habían sido robados en 2005 de una caja fuerte de la empresa de seguridad Firme S.A., donde por orden de la justicia civil se habían dejado a resguardo mientras se realizaba el trámite de sucesión de todos los bienes de Breccia. 
El robo se estima que se produjo antes del 3 de marzo de ese año, momento en que la firma se declaró en quiebra. 
A pedido de la jueza de instrucción porteña Wilma López, la Sección Centro Nacional de Protección del Patrimonio Cultural de Interpol comenzó a investigar el hecho e insertó las obras robadas en su base de datos en Internet, a la que tienen acceso las policías de los 188 países miembros. 

El Departamento de Interpol dependiente de la Policía Federal Argentina desbarató una Banda delictiva con conexiones en el exterior, responsable del tráfico ilícito de Bienes Culturales de obras originales (caricaturas, historietas, dibujos, pinturas) del maestro del comic Alberto Breccia.

La organización delictiva se dedicaba a la venta en el mercado  internacional de tablas originales del mencionado autor uruguayo de incalculable valor, que en el mercado internacional ascendería aproximadamente al millón de euros.

A mediados del mes de junio del año 2009, personal de la Policía Federal, concurrió a la sede del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción nro. 38  a cargo de la Dra. Wilma López, en virtud de un requerimiento de la titular del mismo, a los efectos de colaborar con la investigación del presente caso.

La causa se originó a raíz de la desaparición de una gran cantidad de obras originales, cuyo material se trataba del acervo sucesorio por lo que los hijos del mencionado dibujante requirieron a la Justicia en el fuero Civil el Deposito Judicial para su resguardo y custodia teniendo en cuenta el gran valor comercial que poseían, en la empresa de seguridad FIRME SA, a los efectos de realizar la división de bienes entre ellos y la esposa en segundas nupcias, permaneciendo en la caja fuerte de la citada empresa, presumiblemente al momento de declararse en quiebra, aproximadamente el 01-03-2005.

Atento a ello, la Policía Federal conformó un equipo de investigación con personal de la Sección Centro Nacional de Protección del Patrimonio Cultural de interpol a fin de dar con los autores del robo y recuperar los objetos sustraídos, realizándose un minucioso estudio de las declaraciones y testimonios recibidos hasta ese momento por el tribunal actuante.

Como primera medida se procedió a insertar en la base de datos de obras de arte robadas de INTERPOL, a la que tienen acceso las policías de los 188 países miembros, como así también en el sitio web del Departamento Interpol (www.interpol.gov.ar), link Programa de Protección del patrimonio cultural, todos los objetos sustraídos con su correspondiente descripción y fotografía, con el fin de acotar su comercialización en el mercado del arte por parte de los autores del ilícito.

También se profundizó la investigación consultando distintas casas de subasta dedicadas a la comercialización de este tipo de obras, en especial las Europeas dado el valor que alcanzan al momento de la venta. Es así que se pudo determinar que algunas de ellas se estaban vendiendo en subasta pública en países como Austria, Bélgica, Canadá, España, Francia e Italia, por un precio de base de 3 mil a 5 mil Euros cada una, motivo por el cual se anotició a la autoridad judicial y se solicitó el secuestro de los elementos ofrecidos en los distintos países, mediante las comunicaciones vía Interpol y las correspondientes rogatorias internacionales.

En virtud a la información suministrada por la Policía Federal Argentina, la policía de Italia, que poseen una oficina especializada en la tutela de bienes culturales desde el año 1969, el 19 de noviembre  de 2009, pudo secuestrar 10 dibujos cuyo precio en conjunto alcanzaba una cifra aproximada a 100 mil euros.

Posteriormente, en diciembre de 2009, nuevamente se detectó, pero en este caso en nuestro país, en un portal dedicado a la compra y venta de objetos en Internet, la publicación de un dibujo original del mencionado artista que formaba parte del material buscado, determinándose los datos filiatorios del oferente.

Luego de arduas tareas investigativas se pudo establecer el domicilio actual de esa persona en la localidad de Glew – Provincia de Buenos Aires y con todas las pruebas recolectadas por los detectives, se solicitó al juzgado que librara la orden de allanamiento para dicha finca.

Por lo cual el día 12 de febrero del 2010, se procedió a dar cumplimiento a la orden de allanamiento librada por la autoridad judicial competente, lográndose secuestrar

Por la causa, la Sala VII de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, se expidió con fecha 29 de abril del corriente año, confirmando el procesamiento de dos ciudadanos argentinos por el delito de “Administración Fraudulenta y Encubrimiento”.

El total de los objetos recuperados por la Policía Federal:

3 (Tres) acuarelas color,

1 (Un) cuadro acuarela color,

97 (Noventa y siete) láminas originales de caricaturas,

1 (Un) celofán con cartón pintado a color sin firma,

1 (Un) folio con inscripción “3106 – EL TONI” con 9 (NUEVE) láminas en su interior,

1 (Un) sobre chico con historieta pequeña,

1 (Un) celofán con cartón pintado aparentemente con tinta china con ilustración de indios, firmado “Breccia”,

1 (Un) sobre con dos obras de Breccia,

2 (Dos) papeles celofán con 1 (UNA) ilustración en el interior de cada uno,

1 (Un) celofán con 5 (CINCO) tiras cómicas,

1 (Un) cuadro pastel color con firma “BRECCIA” a la derecha,

82 (Ochenta y dos) láminas con historietas originales de 42,5 por 36,5 cm cada una.

 

Cable de Agencia Télam

Los elementos en cuestión fueron trasladados a la sede de este Departamento INTERPOL, los cuales permanecen en depósito judicial a exclusiva disposición del juzgado interventor.

"El objetivo era acotar su comercialización en el mercado del arte por parte de los autores del ilícito", afirmó a Télam el subcomisario Marcelo El Haibe, de ese departamento de Interpol. 

También se profundizó la investigación consultando distintas casas de subasta dedicadas a la comercialización de este tipo de obras, en especial las europeas, dado el valor que alcanzan al momento de la venta. 
Así se pudo determinar que algunas de ellas se estaban vendiendo en subasta pública en Austria, Bélgica, Canadá, España, Francia e Italia por un precio de base de entre 3.000 y 5.000 euros cada una. 
Entonces, se debió pedir a las autoridades judiciales de cada país, vía exhorto, el secuestro de los elementos ofrecidos. 
El 19 de noviembre de 2009, en Italia se pudieron recuperar diez dibujos cuyo valor alcanzaba los 100.000 euros. 
En diciembre del mismo año, se detectó en un portal argentino dedicado a la compra y venta de objetos en Internet la publicación de un dibujo original y tras una investigación, se logró establecer que el oferente vivía en la localidad de Glew, en el sur del conurbano bonaerense. 
En febrero de 2010, con una orden de la jueza López se allanó la casa del vendedor, se detuvo a dos personas, se recuperaron diez obras y se procesó a los imputados por "administración fraudulenta y encubrimiento", medida que fue confirmada por la sala VII de la Cámara del Crimen en abril último. 
"Lo que no se pudo probar es que esos imputados hayan sido los mismos que robaron las obras de la empresa de seguridad Firme S.A", explicó El Haibe a Télam. 
Agregó que pese a los avances que el caso registró en los últimos dos años, la investigación se había realizado bajo el más estricto secreto para no alertar a los posibles vendedores. 
"Ahora se logró la identificación total de las piezas y que los juzgados de cada país donde se secuestraron autorizaran su repatriación a la Argentina, la cual se concretará en alrededor de un mes", añadió. 
Las obras recuperadas son 179 láminas originales de caricaturas e historietas, acuarelas, un folio con inscripción "3106?EL TONI" con nueve láminas en su interior, un sobre chico con una historieta pequeña y un celofán con cartón pintado aparentemente con tinta china con ilustración de indios, firmado "Breccia", entre otros. (Télam).-