Incautamos precursores químicos destinados a la producción de cocaína

En el marco del Operativo Santa Fe, efectivos de Gendarmería Nacional detuvo, en un control vehicular, a un camión que transportaba bidones con seis mil kilos de hidróxido de sodio e hidróxido de potasio, componentes que permiten elaborar más de 420 kg de cocaína. 


En el marco del Operativo Santa Fe, efectivos de Gendarmería Nacional detuvo, en un control vehicular, a un camión que transportaba bidones con seis mil kilos de hidróxido de sodio e hidróxido de potasio, componentes que permiten elaborar más de 420 kg de cocaína. 
 
Las tareas de inteligencia, realizadas previamente, alertaron sobre el posible transporte de estas sustancias prohibidas a través de un camión que saldría de Buenos Aires y se dirigiría a San Luis.
 
Al interceptar la marcha del camión, en el kilómetro 381 de la Ruta Nacional 8, los efectivos realizaron una inspección minuciosa y en el semirremolque detectaron que transportaban bidones de gran porte, los cuales carecían de identificación y documentación sobre su contenido.
 
Alertados por estas irregularidades y ante la presencia de una posible sustancia ilícita, se tomó contacto con autoridades del Registro Nacional de Precursores Químicos. Así se corroboró que las sustancias halladas eran tres mil kilos de hidróxido de sodio también conocido como soda caustica, y tres mil kilos de hidróxido de potasio, que fueron secuestrados por encontrarse en infracción a la Ley 26.045 (Precursores Químicos), ya que son utilizadas para la producción de cocaína, pasta de coca y otras sustancias ilícitas.