Garré inauguró en Tucumán la Región IV de la Gendarmería Nacional


 

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, inauguró la jefatura de la Región IV de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) en la ciudad de San Miguel de Tucumán. La nueva estructura tiene jurisdicción sobre las provincias de Tucumán, Santiago del Estero, Salta y Jujuy. En el discurso inaugural ofrecido por la ministra junto al anfitrión, el gobernador de la provincia, José Alperovich, en la explanada de la casa de gobierno, Garré destacó la necesidad de adecuar la estructura de la fuerza de seguridad al carácter transnacional del delito organizado. "Debemos ser eficientes y eficaces en la conjura del delito, respetando la Constitución y los tratados internacionales de defensa de los Derechos Humanos", indicó Garré.

 

La Región IV, que hasta la fecha dependía de la Región III "Córdoba" cuenta con 3.500 gendarmes, especializados en operaciones en el monte, aéreas y en las rutas. Su jurisdicción incluye 1.108 km de fronteras en el límite territorial con Bolivia, Chile y Paraguay.

De esta nueva estructura depende una unidad específica de lucha contra el narcotráfico, responsable de importantes resultados, como el decomiso de 700 kilos de cocaína en un campo de Formosa el 18 de diciembre pasado y el hallazgo de 122 kilos de la misma droga el 15 de marzo.

La reestructuración orgánica de la Gendarmería Nacional permitirá optimizar el esfuerzo operativo policial que llevan a cabo las distintas unidades emplazadas en esas provincias.

La ministra Garré anunció que el gobierno nacional seguirá equipando a la fuerza con modernos medios que aumenten la eficacia del accionar contra el delito. "Vamos a duplicar los esfuerzos desde el Estado nacional para contribuir al cuidado de las fronteras, función principal de la Gendarmería. Incorporaremos

mayor tecnología en materia de radares, sensores y aviones no tripulados", dijo Garré.

La ministra estuvo acompañada en la inauguración por el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, y por los secretarios de Seguridad Operativa, Cristina Caamaño, el subsecretario de Delitos Complejos y Lucha contra la Criminalidad Organizada, Miguel Robles, y el secretario ejecutivo del Consejo de Seguridad Interior, Miguel Bermejo.

El acto de bautismo de la nueva estructura incluyó la puesta en funciones del comandante general Enrique Ayala, primer jefe de la Región IV, a cargo del director de la GNA, comandante general Héctor Schenone.