Escuela Gendarmería Nacional: Taller sobre Violencia Institucional

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, dijo hoy que “la autoridad se construye con disciplina pero ello no equivale al mal trato, al hostigamiento y los abusos”, ante un auditorio de cadetes de la escuela de suboficiales “Martín Miguel de Güemes” de la Gendarmería Nacional.


 

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, dijo hoy que “la autoridad se construye con disciplina pero ello no equivale al mal trato, al hostigamiento y los abusos”, ante un auditorio de cadetes de la escuela de suboficiales “Martín Miguel de Güemes” de la Gendarmería Nacional.
 
En el cierre del taller de reflexión contra la violencia institucional para cadetes de la Gendarmería Nacional, Garré puso énfasis en la necesidad de que las intervenciones policiales se hagan con un uso de la fuerza racional al riesgo, progresivo y mínimo.
 
En los talleres organizados por el Ministerio de Seguridad, que se desarrollaron en diversos lugares del país durante una semana, participaron 7000 cadetes de la Gendarmería, la Policía Federal y la Prefectura Naval, en el marco de la conmemoración del 8 de mayo “Día Nacional de la Lucha contra la Violencia Institucional” (Ley 26.811).
 
La titular de la cartera de Seguridad estuvo acompañada en el cierre por el Secretario de Coordinación, Planeamiento y Formación, Gustavo Palmieri, el diputado nacional, Remo Carlotto, Miriam Medina (madre de Sebastián Bordón, asesinado por policías de Mendoza) y el subdirector nacional de Gendarmería, comandante general Carlos Pereyra.
 
“Surge frecuentemente la pregunta recurrente de cómo mantener el orden sin acudir a la violencia. Tengan presente que la autoridad se construye con disciplina, pero ello no equivale al mal trato. No hay que confundir autoridad con autoritarismo”, señaló Garré.
 
El objetivo de esta estrategia es sensibilizar a los aspirantes a efectivos de la las fuerzas policiales y de seguridad federales sobre la responsabilidad que les incumbe como funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, en desempeñar sus funciones con profesionalismo y garantizar la vida e integridad física de todos sus conciudadanos.
 
La modalidad de intervención estuvo centrada en el análisis de casos concretos de “gatillo fácil”, que fueron analizados por los cursantes a la luz de las leyes, los nuevos protocolos de actuación en materia de uso racional de la fuerza y los reglamentos policiales.
 
“En su carrera van a tener que enfrentar situaciones de violencia pero recuerden siempre, así como lo han expresado algunos cursantes, que: ‘No hay violencia que justifique la violencia institucional’. Ustedes están para dar seguridad al ciudadano, para cuidar al otro”, indicó Garré.
 
“Desde 2003 en el país se piensa la estructura del Estado en función de la garantía de derechos y el respeto irrestricto a los Derechos Humanos”, destacó el diputado Carlotto.
 
“En otro momento no hubiese sido capaz de entrar a una escuela de formación policial o militar, pero hoy el contexto es distinto. Con sumo agradecimiento al Ministerio de Seguridad vengo a contar lo que le pasó a mi hijo (Sebastián Bordón)  porque es importante que lo sepan y que no vuelva a suceder con nadie más algo semejante”, destacó Miriam Medina.
 
El taller se desarrolló del 8 al 15 de mayo con participación de cursantes de los diferentes niveles de formación y capacitación de las fuerzas policiales y de seguridad.