Esclarecimiento al robo del Banco Provincia


 

Seis detenidos, entre ellos los dos principales sospechosos de ser responsables intelectuales y materiales del saqueo de 136 cajas de seguridad de la sucursal del Banco Provincia del barrio porteño de Belgrano el 3 de enero pasado, fue el resultado de la investigación realizada por la Policía Federal Argentina en la causa que lleva la Jueza Nacional en los Criminal de Instrucción María Gabriel Lanz, informó la ministra de Seguridad, Nilda Garré. La titular de la cartera de Seguridad señaló en rueda de prensa que el robo "se ha esclarecido con éxito y rapidez, en un  mes y medio". Garré confirmó que en las intervenciones policiales resultaron detenidos Héctor Esteban Marín y Roberto Sudamer Pesca Hernández -que se estima son los cerebros del robo- y Gastón Maximiliano Marín Puñales, Dora Haydeé Puleio, Raquel Nahir Puñales Riera y Nélida Delia López.

 

Además, Garré confirmó que entre los sospechosos se encuentra un chofer de un alto funcionario del banco que se encuentra prófugo.

Al esclarecimiento del hecho se llegó tras una investigación realizada por una comisión especial conformada por personal altamente especializado en investigaciones complejas, de las superintendencias de Robos y Hurtos, Fraudes Bancarios, Defraudaciones y Estafas, y la Unidad Técnica de Investigación del Delito e Investigaciones Federales.

Para individualizar a los sospechosos, los investigadores tuvieron que analizar más de 1000 horas de material fílmico, cruzar la información de llamados telefónicos, rastreo satelital de vehículos, correos electrónicos e información de tarjetas de débito.

En los operativos policiales realizados en Capital Federal y el conurbano bonaerense se secuestró gran cantidad de elementos, joyas, cajas de seguridad destruidas, escrituras de titulares de las cajas, teléfonos celulares y tarjetas personales. También se hallaron herramientas aptas para la construcción del túnel y la apertura de las cajas.

También se encontraron pasajes de avión a nombre de Marín y de su esposa Dora Puleiro, abiertos para Estados Unidos y pasaportes lo que da a entender que algunos de los involucrados estaban preparando su fuga.

Los elementos hallados "constituyen, en muchos casos, pruebas claras de las responsabilidades que se le imputan a algunos de los detenidos", indicó la ministra.

Los involucrados prepararon el robo desde oficinas cercanas a la Sucursal del Banco Provincia, ubicadas en la Av. Cabildo 1971, alquilado a una inmobiliaria con garantías adquiridas a terceros. Testimonios tomados al personal de la empresa que alquiló estas instalaciones permitieron identificar a parte de la banda.

 

El análisis de emails facilitó el rastreo de los números telefónicos "legales" pertenecientes a Marín y Pesca Hernández, así como también los números usados para la preparación del robo. El rastreo satelital de la circulación de vehículos marca Audi de propiedad de los dos sospechosos, permitió ubicarlos en la zona del ilícito por lo menos seis meses antes de ocurrido el hecho.

A partir del entrecruzamiento de las llamadas telefónicas y los correos electrónicos se comprobó que Marín y Pesca Hernández utilizaron estos teléfonos para la preparación del delito.