Compactación de autopartes ilegales y vehículos judicializados


El Ministerio de Seguridad de la Nación compactó hoy más de 1.700 autopartes ilegales y 114 vehículos secuestrados en causas penales que permanecían en la Playa Almirante Brown de la Policía Federal Argentina. 
"Lo que vemos acá es una simple tarea mecánica pero lo que verdaderamente hay detrás de estás autopartes son hechos de sangre", dijo Darío Ruiz, Secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas.

 


Estas piezas (puertas, capots, techos, paragolpes, guardabarros y llantas) fueron secuestradas en diferentes allanamientos en la calle Warnes de la Ciudad de Buenos Aires, y aguardaban para ser compactadas una autorización judicial que finalmente llegó por la gestión de la Dirección de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes. 
"Las autopartes y los vehículos provienen de distintas causas judiciales y a través de la Dirección de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes se logró que finalmente la Justicia autorice el final del ciclo, que es la destrucción definitiva. Por supuesto que esto hoy no sería posible si no tenemos la colaboración de la Justicia", dijo Ruiz, e hizo una llamado a la responsabilidad: "Es muy importante decirle a la gente que cuando adquiera este tipo de repuestos este segura de que no provengan de una actividad delictiva".
La conversión en chatarra de estos elementos fue llevada adelante por el Programa Nacional de Compactación (PRONACOM), que lleva destruidos más de 39.492 vehículos en todo el país y se inscribe dentro de los lineamientos de la Secretaría de Seguridad, a cargo de Sergio Berni, para combatir el robo automotor. 
"El PRONACOM tiene además otra arista y es que el producido de la compactación se destina a entidades benéficas. Llevamos otorgados casi 6 millones de pesos", destacó Ruiz.
Además, se creó el Registro Nacional de Vehículos Secuestrados (RENAVESE), de acuerdo con la base de datos del PRONACOM, que ya funciona en las 53 comisarías de la CABA y en las 15 divisiones especiales de la PFA, teniendo un costo 0 (cero) para el Estado Nacional ya que fue íntegramente diseñada por el Ministerio de Seguridad de la Nación. 
Otros de los beneficios de este programa son las donaciones: se han otorgado 51 vehículos y cientos de autopartes a Escuelas Técnicas y Universidades Nacionales para su utilización como material didáctico.