Capturamos a los responsables del secuestro de Christian Schaerer

Tras haber estado 14 años prófugos de la justicia, detuvimos a  Rodolfo José Lohrman y José Horacio Maidana, quienes fueron señalados por la justicia argentina como dos de los responsables del secuestro extorsivo de Christian Schaerer, y eran dos de los prófugos más buscados.


Tras haber estado 14 años prófugos de la justicia, detuvimos a  Rodolfo José Lohrman y José Horacio Maidana, quienes fueron señalados por la justicia argentina como dos de los responsables del secuestro extorsivo de Christian Schaerer, y eran dos de los prófugos más buscados.

A estos peligrosos criminales también se les atribuyen crímenes en Paraguay. Allí fueron acusados por los secuestros de Cecilia Cubas –hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas Grau-, de las empresarias gastronómicas María Elizeche y María Elena Vargas; así como de la muerte de un niño de 10 años a causa de una sobredosis de calmantes y la tentativa de homicidio de Juan Pedro Schaerer, padre de Christian.

La Policía Federal Argentina trabajó junto a las fuerzas policiales de Alemania, Brasil y Portugal, en el marco de la cooperación internacional que promovió INTERPOL. 

Tras una importante investigación, se descubrió que Maidana residía en Portugal, como “Jorge Miguel Tavares da Costa” y que con ese nombre había efectuado envíos de dinero a su hermana. 

Desde entonces, se inició un intenso intercambio de datos con la policía portuguesa y se dio cuenta de un hecho que fue fundamental para el éxito de la investigación. Dos personas que habían sido arrestadas en la ciudad portuguesa de Aveiro por robo a mano armada. Estas se habían identificado como un ciudadano guatemalteco de nombre José Luis Guevara Martínez y otro de origen búlgaro, Nikola Petkov.

Pero frente a la inverosimilitud del interrogatorio, se comprobó que los imputados evidenciaban una ostensible coincidencia fisionómica con Lohrman y Maidana. A continuación, las Divisiones Dactiloscopia e Individualización Criminal llevaron a cabo las pruebas de rigor y confirmaron que se trataba de ellos.