Frederic dispuso la segunda etapa de regularización salarial para las y los trabajadores de las Fuerzas Federales

Con la firma de la Resolución 312/21, la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, puso en marcha, a partir del 1ro de julio, la segunda etapa de la histórica regularización salarial para las y los miembros de las Fuerzas Federales de Seguridad, proceso que comenzó en octubre de 2020, tras el anuncio del presidente de la Nación, Alberto Fernández.


“Seguimos cumpliendo con nuestra clara y transparente política de gestionar con hechos y reparaciones. Esta segunda etapa de regularización salarial se inicia en el mismo momento en el que prácticamente completamos la provisión de dosis contra el Covid-19 a las y los miembros de las Fuerzas Federales. Lo ponemos en marcha en el mismo momento en el que consolidamos nuestras políticas preventivas en materia de delitos federales y el cuidado de cada trabajador y trabajadora de las cuatro Fuerzas. Y lo efectivizamos en el mismo momento en el que nuestra promesa de trabajar por las reparaciones históricas salariales y la protección de los derechos igualitarios de cada trabajadora y trabajador del país alcanza a las cuatro Fuerzas”, expresó Sabina Frederic, quien luego agregó “Esta segunda etapa es el reconocimiento del presidente de la Nación, Alberto Fernández, y de nuestra cartera para que cada miembro de la Gendarmería, de la Policía Federal y de la Prefectura Naval sea respetado como se debe. Estamos orgullosos de ello”.

En esta oportunidad se realiza una nueva reducción de los montos de suplementos no remunerativos y/o remunerativos, no bonificables, así como se aumenta en proporción el salario básico de las y los agentes de las cuatro Fuerzas Federales de Seguridad, tanto en estado de actividad como de pasividad. Los incrementos producidos por esta regularización, sumados a las actualizaciones dispuestas en la escala salarial del personal de las Fuerzas, generaron que el aumento salarial promedio, entre septiembre de 2020 y julio de 2021, sea de un 70%, para 171.724 integrantes activos y en pasividad.

Por otra parte, como ya se señalara el año pasado, este reordenamiento impacta favorablemente sobre los montos de los aportes a las respectivas obras sociales de las cuatro Fuerzas y sus cajas jubilatorias.

En función de medir su relevancia, hay que señalar que esta medida representa un significativo esfuerzo para el Estado Nacional en el presupuesto 2021 ya que se trata de más de 14.500 millones de pesos destinados a una reparación salarial que las y los trabajadores vienen cargando desde hace varios años. Al mismo tiempo, el Estado se ahorrará el costo de los miles de juicios que efectuaban integrantes de las fuerzas y que obligaban, en muchos casos, a incorporar estos suplementos al haber básico.

La Resolución 312/21 se enmarca en las políticas de bienestar para los hombres y mujeres que trabajan en las Fuerzas Federales de Seguridad, lo que ha sido uno de los pilares de la actual gestión del Ministerio desde diciembre de 2019. En este caso, algunos de estos suplementos salariales tenían hasta 28 años de antigüedad y, por eso, este reordenamiento en los haberes viene a resolver la señalada deuda histórica con el personal.