Familias de Entre Ríos y La Rioja recibieron las llaves de su nuevo hogar


El Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda que conduce Rogelio Frigerio concretó la entrega de 36 viviendas en la localidad de Rosario del Tala, provincia de Entre Ríos y entregó otras 86 casas en el Barrio Ciudad Nueva de La Rioja capital.

El director de Programas para la Urbanización de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, Agustín Baldo, participó de la entrega de las 36 nuevas viviendas e infraestructura en Rosario del Tala.

Durante el acto, Baldo agradeció a las autoridades provinciales y municipales, ya que “sin el trabajo mancomunado entre el Estado Nacional, el gobierno provincial y los municipios, estas viviendas no serían posibles”.

En tanto, el titular del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV), Marcelo Casaretto, quien también formó parte de la jornada, destacó la ejecución de “políticas inclusivas que generen mayor inversión, más trabajo y mejores condiciones de vida para los habitantes”.

Por su parte, el intendente de Rosario del Tala, Hugo Pitura, ponderó que “acceder a una vivienda constituye el hogar, fortalece la familia y consolida la comunidad”.

Las viviendas corresponden al prototipo normalizado, con una superficie cubierta de 55 m2, con cocina-comedor, baño y dos habitaciones. Asimismo, se contempló la construcción de viviendas adaptadas para personas con discapacidad motriz, de 56,5 m2. Cabe destacar que 10 unidades habitacionales fueron destinadas a la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram).

En tanto, el director de Políticas Habitacionales de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, Ramiro Masjuan, junto al gobernador de La Rioja, Sergio Casas, inauguró ayer 86 viviendas en el Barrio Ciudad Nueva de la capital riojana.

“Uno de los objetivos que se planteó el presidente Macri al iniciar la gestión fue el de unir a los argentinos, y en esta provincia encontramos la posibilidad de trabajar en equipo tirando todos para el mismo lado, con el único objetivo de reducir el déficit habitacional en La Rioja”, destacó Masjuan durante el acto.

Todas las nuevas viviendas, de las cuales cinco están especialmente adaptadas para personas con discapacidad motriz, poseen dos dormitorios, cocina/comedor y baño completo, cumpliendo con los estándares de construcción de viviendas sociales.

Quienes reciben hoy su nueva casa han cumplido con los requisitos impuestos por la Administración Provincial de Vivienda y Urbanismo, figurando en los padrones y participando del sorteo de adjudicación llevado a cabo en el mes de octubre.

Participaron también de la jornada, el ministro de Infraestructura de La Rioja Juan Velardez; el administrador provincial de Vivienda y Urbanismo, Diego Rivero; el subadministrador Hugo Vera; y otras autoridades provinciales y municipales.