Expedición militar Aconcagua 2019

Con el objetivo de capacitar al personal de la VIIIva Brigada de Montaña para desempeñarse como guías en futuras ascensiones, se realizó la expedición al Aconcagua, el cerro más alto de América.


La actividad comenzó con una etapa de aclimatación en Puente del Inca, Mendoza, a 2750 msnm (metros sobre el nivel del mar). Luego, se efectuó la aproximación y ocupación de los campamentos en Confluencia, a 3500 msnm, para llegar después a Plaza de Mulas y Nido de Cóndores (4300 y 5400 msnm respectivamente). La última etapa fue Berlín, a 5500 metros, y finalmente se encaró el ataque a la cumbre, a 6959 msnm.

Los primeros en llegar fueron los integrantes de la cordada de la Compañía de Cazadores de Montaña 8, con el apoyo de la patrulla de rescate, seguidos por otros 17 efectivos (3 oficiales, 13 suboficiales y 1 soldado voluntario).

Durante la expedición, que tuvo una duración de 20 días, los más experimentados pudieron enseñar a los que escalaban por primera vez sobre la organización, dirección y control que conlleva una empresa andinística para cerros con alturas superiores a los 6000 metros.

Otro de los objetivos fue mantener y acrecentar la aptitud técnico profesional en lo referente a técnicas andinas y a la adquisición de experiencia en altura, trabajando con cierto grado de aislamiento y en condiciones desfavorables (altura, bajas temperaturas y grandes desniveles).

Este tipo de entrenamiento ayuda a promover la actividad de montaña (ascensiones, reconocimientos, etc.), adiestrando a la mayor cantidad de personal posible y facilitando que los más jóvenes obtengan la aptitud de tropas de montaña. Como corolario, y de ser posible, se arriba a la cumbre del cerro, primando siempre la integridad física de todos los escaladores.

La expedición fue conducida por la Compañía de Cazadores de Montaña 8 con el apoyo de la Compañía de Comunicaciones de Montaña 8 y la Sección de Aviación de la Brigada con un helicóptero LAMA. Para el cuidado y la atención de los participantes también se sumó el Hospital Militar Regional Mendoza y se cuenta con la colaboración de la comisión “Tropas de Montaña”, el Parque Provincial Aconcagua y la empresa Eco de los Andes.

Cabe destacar que la última cordada en hacer cumbre estuvo compuesta por el comandante de la VIIIva Brigada de Montaña, coronel mayor Alberto Osvaldo Quiñones, junto a 7 personas más y participó un total de 48 efectivos de las distintas unidades.