Emmanuel Lucenti: “Yo ya gané”

El judoca de 36 años se recuperó de una importante lesión, volvió a la elite y ahora hasta puede clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio. “Me superé a mí mismo, hace menos de tres años estuve al borde del retiro por cómo me dolía la espalda. Estoy disfrutando todo”, sintetizó el tucumano que podría competir en su cuarto Juego.


“Para mí los Juegos Olímpicos no son un Juego más, pero tampoco no clasificarme sería el fin del mundo o clasificarme significaría la gloria eterna. En todo este tiempo aprendí eso”, con esa frase el judoca olímpico Emmanuel Lucenti arrancó la charla, al ser consultado sobre sus ilusiones de estar en Tokio; a partir de que las posibilidades de clasificación son cada vez más concretas.

“Yo ya gané. Hoy para mí estar peleando por una clasificación olímpica es un gran logro. Acorté muchos puntos con los que tenía por delante, me superé a mí mismo, hace menos de tres años estuve al borde del retiro por cómo me dolía la espalda. Estoy disfrutando todo”, remarcó el judoca tucumano de 36 años, quien pudo superar una importante lesión y ahora se le abren las chances para estar en su cuarto Juego Olímpico.

“Estoy cerca, pero falta. Primero hay que competir en el mundial y esperar. Obviamente siempre el objetivo es llegar a los Juegos porque sin duda es el premio de toda la olimpiada (período entre un Juego y otro); pero yo sé lo que es quedarme afuera, lo que es clasificar, lo que son esas dos semanas donde te conocen todos y el ego te sube… pero todo es efímero. Lo más importante es la familia y hacer el máximo esfuerzo deportivo para alcanzar el mejor resultado posible, esas son las cosas que quedan”, reflexionó Lucenti, representante olímpico en Beijing 2008 (puesto 21). Londres 2012 (ganó diploma al finalizar séptimo) y Río 2016 (octavos de final).

Hoy radicado en Santiago del Estero, Lucenti -categoría menos 81 kilos- se entrena sin pausa. En 2020 la cuarentena lo dejó varado en Georgia, mientras intentaba recuperar nivel durante una gira tras esa importante lesión que casi lo deja afuera del deporte dos años antes. Fue medallista panamericano en Guadalajara 2011 y ganó nueve medallas en campeonatos panamericanos de judo. Y entre otros logros y distinciones se destacan la medalla dorada en el Word Cup Hungría, en 2009; y el Olimpia de Plata en 2006.

“Para mí llegar a mi cuarto Juego Olímpico sería muy importante y no sólo para mí sino para el judo argentino. Yo había puesto a los Juegos de Tokio como fecha de retiro y hoy ya no lo veo así, estoy en un muy buen nivel y me siento excelente”, reconoció el judoca, que también dedica su tiempo al emprendimiento que tiene con su mejor amigo, los institutos Fenix y Judo Team -Mi sueño es seguir ayudando al desarrollo del judo-, finalizó.