El rompehielos Almirante Irízar concluyó su labor en la Campaña Antártica y arribo a Ushuaia


El rompehielos Almirante Irízar concluyó su labor en la Campaña Antártica de Verano (CAV9 2017/2018), llevada a cabo por el Ministerio de Defensa, y arribó a la ciudad fueguina de Ushuaia, desde donde retornará a Buenos Aires.

En tierra, al buque polar aún le resta realizar el trasbordo de residuos replegados de las bases hacia el transporte ARA Canal Beagle para llevar al puerto de Buenos Aires, donde realmente termina la actividad logística de la CAV.

Luego de permanecer diez años inactivo a raíz de un incendio que sufrió en 2007, el Irízar volvió a operar en la Antártida, lo que permitió a la Argentina llevar adelante una campaña con medios propios.

“Nos queda por delante volver a casa. Como comandante del buque estoy muy orgulloso del equipo humano de trabajo que hemos conformado. Los buques son una masa de acero naval inanimada pero que cobran vida, cobran emoción, por sus tripulantes", expresó el capitán de fragata Maximiliano Mangiaterra, a cargo del buque.