Presidencia de la Nación

El Plan Nacional Espacial cumple 27 años

Se trata de una política de Estado ejecutada por la CONAE, que permitió a la Argentina desarrollar cinco misiones satelitales distinguidas en todo el mundo. Actualmente se está finalizando su actualización para el período 2021-2030.


El 28 de noviembre de 2021 se cumple el 27 aniversario de la aprobación del primer Plan Nacional Espacial (PNE), el cual permitió a la Argentina llevar adelante, a lo largo de estos años, un ambicioso programa de desarrollo de satélites de observación de la Tierra y la infraestructura asociada, entre otros aspectos que también involucraron el área de Acceso al Espacio. Actualmente se está finalizando la actualización del Plan para el período 2021-2030, con una amplia participación de instituciones públicas y empresas del sistema de Ciencia y Tecnología del país.

La primera versión del PNE fue aprobada el 28 de noviembre de 1994 para el período 1995-2006, como una política de Estado ejecutada por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE). Como resultado de ese Plan, y de sus diferentes actualizaciones, la agencia espacial argentina llevó a cabo junto a organismos y empresas nacionales, cinco misiones satelitales diseñadas y fabricadas en el país: los cuatro satélites de aplicaciones científicas de la serie SAC (SAC-A, SAC-B, SAC-C y SAC-D/Aquarius) y la Constelación SAOCOM, formada por dos satélites de observación de la Tierra, SAOCOM 1A y 1B, cuyo radar SAR en banda L fue desarrollado y construido en el país y es único en el mundo. Además se avanzó en las pruebas para el desarrollo del lanzador argentino de satélites Tronador II/III.

“Para la actualización del PNE, que regirá la política espacial argentina durante los próximos 10 años, realizamos una gran convocatoria a instituciones y empresas, para generar un programa representativo que atienda a las necesidades de los sectores público y privado usuarios de la información satelital, en áreas vinculadas con el medio ambiente, el sector productivo y el campo social”, adelantó Raúl Kulichevsky, Director Ejecutivo y Técnico de la CONAE. También destacó la decisión de impulsar el desarrollo tecnológico nacional, promoviendo la creación y el crecimiento de nuevas empresas generadoras de tecnologías innovadoras.


Raúl Kulichevsky, Director Ejecutivo y Técnico de la CONAE. Foto: Dirección de Comunicación y Prensa Mincyt.

“Del primer Plan Espacial a la actualidad conservamos dos postulados muy importantes. Por un lado, seguimos con el objetivo de trabajar en misiones que están enfocadas en las necesidades de nuestro país, a partir de la interacción de la CONAE con instituciones locales que utilizan información satelital. Por otra parte, buscamos que el Plan Espacial sea una herramienta para el desarrollo tecnológico de la Argentina. A partir de esta visión acompañamos el desarrollo de nuevas áreas de negocios o la creación de empresas”, afirmó.


Parte del equipo de empresas y organismos que participaron en la integración y pruebas del satélite SAOCOM 1B en facilidades de CEATSA, Bariloche, Argentina.

Un ejemplo del desarrollo tecnológico que promueve la CONAE es la Misión SAOCOM, cuyos dos satélites, SAOCOM 1A y 1B, fueron desarrollados y fabricados en distintos puntos del país junto con la empresa INVAP, contratista principal para el proyecto, la empresa VENG S.A., la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Laboratorio GEMA de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), entre otras 80 empresas de tecnología e instituciones del sistema científico tecnológico del país. En el área de Acceso al Espacio también se destaca la empresa VENG S.A. como contratista principal del segmento de vuelo, y otros proveedores como la UNLP, la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) y la empresa INVAP en el segmento de tierra, así como de una gran cantidad de Pymes de base tecnológica, que brindan servicios como subcontratistas.

Los inicios

Conrado Franco Varotto, quien fue director titular de la CONAE entre 1994 y 2018, recordó los inicios del PNE, al que consideró un gran proyecto nacional: “Dados los recursos que teníamos disponibles y los que esperábamos obtener a futuro, lo lógico era que, para el Plan Espacial, la CONAE decidiera ir arriba, al espacio, para mirar hacia abajo, a la Tierra, y así producir información de claro impacto socioeconómico para el país, manteniendo una cierta libertad para generar nuevas ideas, sin renunciar a la posibilidad de acceso al espacio por medios propios”.


Conrado Franco Varotto, director titular de la CONAE de 1994 a 2018. Foto: Comunicación UNSAM.

Para la elaboración del Plan se consideró a la Argentina como un país espacial, en virtud de su tamaño territorial y de la actividad económica fuertemente influida por explotaciones primarias extensivas. Además, se definieron metas concretas, con hitos de cumplimiento anual y con detalle de los recursos requeridos. “Invitamos a participar a profesionales externos a la CONAE y evaluamos el potencial impacto socioeconómico con criterios de la economía, mediante los cuales se calculó una Tasa Interna de Retorno (TIR)”, rememoró Varotto. El Plan fue aprobado mediante un decreto firmado en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno por el entonces presidente Carlos Menem, con la presencia del canciller Guido Di Tella y de Varotto, entre otros.

Con el paso de los años, el Plan Espacial fue evolucionando, como también lo hicieron la tecnología espacial y los recursos disponibles. Uno de los hitos de estas actualizaciones fue en 1996, cuando se agregaron a las funciones de la CONAE el curso de acción de Acceso al Espacio, con el objetivo de cerrar el ciclo de dominio de la tecnología espacial para poner en órbita satélites propios, diseñados y fabricados en la Argentina, y ofrecer este servicio a otros países de la región y del mundo.

Actualización del PNE

Kulichevsky informó que durante los últimos meses se realizaron talleres y mesas especializadas para reunir iniciativas y propuestas provenientes de múltiples actores del Sistema Científico Tecnológico Nacional, de la academia, la industria, del sector público y del ámbito jurídico. Con el resultado de estas reuniones se elaboró un informe con objetivos a corto, mediano y largo plazo enfocados en la tecnología espacial, para el desarrollo con fines pacíficos de satélites, instrumentos de teledetección y vehículos lanzadores, que se está elevando al Ejecutivo, para aprobar la nueva versión del Plan Nacional Espacial de aquí a 2030.

Durante este período se continuará con la operación de los satélites SAOCOM 1 y la distribución de la información y productos de esta misión y del Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), integrado por los dos satélites SAOCOM y cuatro satélites COSMO-SkyMed, de la Agencia Espacial Italiana (ASI). También se prevé avanzar con la Misión SABIA-Mar, el proyecto de Arquitectura Segmentada SARE y el desarrollo de una nueva generación tecnológica de la misión SAOCOM 2. Y se continuará con el desarrollo de los vehículos lanzadores Tronador II y III.

“Las principales definiciones del Plan tienen un fuerte vínculo conceptual con el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (PNCTI) para el período 2021-2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que promueve la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”, explicó Kulichevsky. “Entendemos que los logros obtenidos, las capacidades y potencialidades espaciales desarrolladas, son pilares de valor estratégico geopolítico, intelectual, social, y económico-productivo para el beneficio de la toda la sociedad argentina”, concluyó.

Scroll hacia arriba