El Ministerio de Defensa trabaja en apoyo del Sistema Federal de Manejo de Fuego


El Ministerio de Defensa trabaja en apoyo del Sistema Federal de Manejo de Fuego mediante el despliegue de tres helicópteros de la Dirección de Aviación de Ejército Argentino, que durante 90 días sobrevolarán lugares estratégicos del país para brindar asistencia ante eventuales focos de incendio.

En la época de mayor riesgo de quemas forestales, y en cumplimiento de los convenios firmados entre los ministerios de Defensa y de Seguridad de la Nación, comenzaron los operativos del Ejército en distintas partes del país.

Los helicópteros de las Fuerzas Armadas, que son el medio más versátil y apto para este tipo de siniestros de rápida evolución, estarán disponibles en forma inmediata y en cualquier zona del territorio, posibilitando así una respuesta eficiente.

Las aeronaves desplegadas pertenecen al Batallón de Helicópteros de Asalto 601, con asiento en Campo de Mayo, y se destinan a operaciones de protección civil y al apoyo al Sistema Federal de Manejo del Fuego,.

Uno de los helicópteros tiene base en la provincia de La Pampa para cubrir la región central del país; otro permanece en Mendoza para cubrir la zona norte de la Patagonia, y el tercero en Salta, con injerencia directa en todo el noroeste.

Los equipos se mantienen siempre operativos y sus tripulaciones son relevadas cada 15 días.

El personal de mantenimiento de las aeronaves –que estarán expuestas a altas exigencias– permanece alistado en Campo de Mayo y, en caso de que alguno de los helicópteros registre un problema, se trasladará a cualquier punto del país con los aviones disponibles.

Las actividades son principalmente aeromóviles y los efectivos del Ejército se encargarán de transportar llegado el caso a los brigadistas que requieran trasladarse con celeridad a sitios poco accesibles, como montañas y bosques muy tupidos.

También realizarán controles aéreos para resireccional a los grupos de brigadistas que combaten el fuego en el terreno.

Otra de las misiones es asistir en la evacuación de brigadistas o individuos que queden aislados a causa del fuego o del humo.

Si bien el helicóptero no está preparado para evacuaciones sanitarias, puede hacer una primera evacuación de emergencia hasta algún punto de atención inmediata.

La dirección Aviación está presente desde 1987 en el apoyo en situaciones de crisis y catástrofes naturales y en los últimos años prestó prestado asistencia en varias ocasiones ante incendios de la Patagonia, La Pampa, Entre Ríos y Córdoba, entre otras zonas.

Para llevar adelante esta misión, las tripulaciones se adiestraron y adaptaron los equipos a los sitios reales de empleo.

Los efectivos que participan del operativo se entrenaron en simuladores de vuelo y tomaron clases teóricas y prácticas con bomberos y médicos de emergencias.

El Plan Nacional de Manejo de Fuego fue creado en 1996 con el objetivo de luchar contra los incendios declarados en áreas naturales o rurales y depende de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.