El Ministerio de Defensa confirma el hallazgo del submarino ARA San Juan a 907 metros de profundidad y a 500 kilómetros de la costa de Comodoro Rivadavia


El Ministro de Defensa, Oscar Aguad, confirmó hoy el hallazgo del submarino ARA San Juan a 907 metros de profundidad en el Mar Argentino y a unos 500 kilómetros de la costa de Comodoro Rivadavia, a través del Golfo San Jorge, donde fue detectado por vehículos submarinos no tripulados lanzados desde el buque Seabed Constructor, de la empresa estadounidense Ocean Infinity, contratada especialmente para la búsqueda.

Aguad informó que el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, quien fue puesto en conocimiento de toda la información ni bien fue obtenida, decretará duelo nacional, con la bandera Argentina a media asta, en homenaje a los 44 tripulantes del submarino.

“Estamos aquí para ratificar el hallazgo del ARA San Juan y darles las precisiones que tenemos hasta ahora sobre el mismo, en una zona que era la que más probabilidades tenia de ser encontrado, a un poco más de 900 metros de profundidad”, confirmó el ministro este mediodía, al dar inicio a la conferencia de prensa que llevó a cabo en el Edificio Libertador, acompañado por la secretaria de Gestión Presupuestaria y Control, Graciela Villata; el jefe de la Armada, vicealmirante Juan José Villán, y el ex vocero de la Fuerza, capitán Enrique Balbi.

El almirante Villán fue quien dio las primeras precisiones del resultado de la búsqueda: “Es el submarino ARA San Juan, se encuentra a una profundidad de 907 metros, la ubicación es muy próxima al lugar donde se registró la anomalía hidroacústica y se trata del área donde habíamos asignado el 90 por ciento de la probabilidad de que se encontrara. Todos los navíos buscaron en ese área, aunque por la ausencia de tecnología no habíamos podido encontrarlo”.

Villán añadió que la visibilidad en el lugar es bastante reducida, dificultada por las turbulencias y la salinidad que hay a esa profundidad, por lo que aún se procura obtener imágenes de mayor precisión mediante los AUV y ROV (vehículos submarinos no tripulados) que operan desde el buque Seabed Constructor.

Seguidamente, el capitán Balbi exhibió tres imágenes obtenidas del fondo del mar por esos vehículos y precisó que el submarino fue detectado esta madrugada en un área situada a unos 500 kilómetros de la costa de Comodoro Rivadavia, a través del Golfo San Jorge, en una zona de cañones.

“Es una zona con cañones que no tiene una profundidad pareja, y se detectó un área de escombros 80 por 100 metros, lo que sugiere que el ARA San Juan podría haber implosionado muy cerca del fondo, debido a que el desprendimiento de estos escombros es acotado”, detalló Balbi.

El capitán dijo que hay cuatro partes visibles: la mayor de ellas es el casco central, es decir la parte habitable; y el resto son la sección de proa, la popa y la vela. Esta última deprendida, aunque aparentemente no totalmente separada del casco, volcada a 90 grados a la izquierda”.

Aguad adelantó que los próximos pasos son obtener mayores precisiones en imágenes y estudios en la zona y que luego se analizará cómo proseguir. No obstante, aclaró que será la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, quien lleva adelante la causa del ARA San Juan, quien dispondrá en qué momento se puede remover el submarino -si es que fuera posible hacerlo-, atento a la necesidad de realizar peritajes de campo.

“Una gran parte la debe resolver la Justicia y, además, hay un sumario interno por acciones disciplinarias que lleva adelante el Ministerio y la Armada”, recordó Aguad, quien además adelantó que la semana que viene recibirá el informe técnico, realizado por tres almirantes de la Armada que fueron comandantes del ARA San Juan, que contará con detalles técnicos orientados a conocer qué pudo haber sucedido para que el submarino implosionara y deslindar así las responsabilidades.

El ministro expresó su alivio de haber podido hallar el ARA San Juan pero también su tristeza ante la tragedia: “Los sentimientos son contradictorios. Por un lado el alivio de haber dado con el submarino, por otro la tragedia. Si para mí es difícil asimilarlo imaginen para las familias. Cada uno asume y hace su propio duelo como puede, no sé como lo hubiera hecho si fuera un hijo mío”.

Aguad dijo que las familias de los 44 tripulantes fueron informadas desde la madrugada sobre el hallazgo, recordó que se les dio lugar desde el inicio en la búsqueda y que incluso, a pedido de ellas, el buque Seabed Constructor trabajó sin limitaciones en todas la áreas que consideró necesarias para poder localizar al submarino.

También enfatizó que desde la desaparición del buque siempre se apuntó a que el ARA San Juan estaba en la zona donde finalmente fue hallado, delimitada como la 15 A, del área 1, y que si bien la Armada Argentina, los buques de distintos países que colaboraron y el propio Seabed Constructor realizaron allí diversos barridos, recién ahora pudieron encontrarlo.

“No había dudas de que era el lugar donde se había producido esta tragedia. En ese momento estaban todas las Armadas del mundo buscando el submarino y no lo pudieron detectar. No era fácil. No no es fácil encontrar un submarino y menos en esas profundidades”, explicó.

Aguad reiteró que aún no se sabe si será posible extraer el buque de esas profundidades, añadió que Argentina no cuenta con medios técnicos para hacerlo, aunque ratificó que se harán todos los esfuerzos posibles: “Las familias de estos 44 héroes o patriotas, todos, necesitamos saber qué pasó y vamos a hacer todos los esfuerzos. Esta es la orden presidencial”.

El ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre del 2017 tras comunicarse por última vez en su tránsito desde la Base Naval Ushuaia a su apostadero habitual en la Base Naval Mar del Plata.

Siguiendo los protocolos, y sin un nuevo contacto en el tiempo estipulado, se comenzó el intento por retomar comunicaciones con la unidad por diversas vías y se ordenó a distintos buques y aeronaves de la Armada dirigirse a la zona.

Todos los medios y recursos disponibles en la Fuerza se desplegaron en una zona amplia estudiada en profundidad y a esa búsqueda se unieron 19 países, involucrando a más de 4.000 hombres, 28 unidades de superficie, nueve aeronaves y tecnología de visualización subacuática.

El 7 de septiembre último, tras una contratación con la empresa Ocean Infinity, el buque Seabed Constructor zarpó desde el puerto de Comodoro Rivadavia y logró encontrar el ARA San Juan esta madrugada, a dos días de cumplirse el primer aniversario de su desaparición.