El Instituto Malbrán cumple 104 años

Un agasajo virtual


En el marco de un nuevo aniversario y para agasajar a los trabajadores por su rol protagónico en la pandemia, la intérprete Teresa Parodi regaló un encuentro virtual en un día tan especial para el país como es el 9 de julio. El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García participó del evento.

Con motivo del aniversario del origen del Instituto “Dr. Carlos G. Malbrán” y la del día de la independencia argentina se llevó a cabo una celebración virtual con la artista Teresa Parodi, junto a González García. Desde hace 104 años, la institución lleva adelante investigaciones para conocer sobre las enfermedades infecciosas y buscar soluciones, como ahora con COVID-19.

Los profesionales del instituto todos los días ponen su conocimiento y empeño para favorecer el desarrollo científico aplicado a la salud. En este sentido, el director de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) Malbrán, Pascual Fidelio, aseguró que “la clave está en la responsabilidad con la que el instituto trabaja y la capacidad de transmitir el conocimiento para que después todo el país pueda realizar diagnósticos, siempre con el apoyo del centro de referencia que es el Malbrán".

Asimismo, Fidelio resaltó que "seguimos con todas las actividades de investigación y trabajando para dar respuesta a todo un país que hoy nos necesita”. Ahora más que nunca “aportamos nuestro conocimiento y estructura ante una pandemia inédita a nivel mundial”, expresó.

La historia

El edificio fue inaugurado el 10 de julio de 1916 pero el verdadero nacimiento del instituto se produjo en el año 1893, con la fundación de la Oficina Sanitaria Argentina que dependía del Departamento Nacional de Higiene.

El doctor Carlos Malbrán se hizo cargo de la Sección Bacteriología de la mencionada oficina y en 1895 instruyó al personal en la técnica de obtención de suero antidiftérico. Los lotes fabricados fueron distribuidos gratuitamente en sectores humildes de la población. Luego, Malbrán siguió ocupándose de diversas enfermedades y problemas de la época.

En 1902, el destacado médico fue autorizado a gestionar ante el Directorio del Banco Nacional la transferencia de unos terrenos en Barracas, con frente a la entonces futura Avenida Vélez Sarsfield en su intersección con el Camino a Puente Alsina, para la construcción del Instituto Nacional de Microbiología y Conservatorio de Vacunas, e inmediatamente después se compraron otras fracciones aledañas hasta integrar los terrenos que hoy ocupa la sede central de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS).

En 1904 se puso la piedra fundamental, aunque la construcción se prolongó hasta quedar definitivamente inaugurado el 10 de julio de 1916. Es en el año 1963 cuando se lo denominó como Instituto Nacional de Microbiología “Dr. Carlos G. Malbrán”.

El organismo participó desde su creación en la organización y ejecución de los programas sanitarios nacionales, en la producción y el control de fármacos biológicos, en estudios epidemiológicos, como así también el análisis de representantes de la fauna argentina (insectos, arácnidos y ofidios) posibles causantes de endemias o de ser posibles vectores de enfermedades transmisibles de índole bacteriano, parasitario o viral.

Malbrán concibió el proyecto de crear un Instituto de Bacteriología, pensado no sólo para impulsar la cultura científica del país, sino también para ser un centro de elaboración de sueros, vacunas y productos biológicos destinados al diagnóstico, tratamiento y profilaxis de las enfermedades infectocontagiosas.