El Instituto Dan Beninson tiene nuevos egresados en ingeniería nuclear y física de la radioterapia

Son parte de la tercera camada de graduados de la carrera de grado con orientación en aplicaciones. También se recibieron dos nuevos especialistas en Física de la Radioterapia.


Luego de un cuatrimestre totalmente atípico por la pandemia de COVID-19, que los obligó a cursar en forma virtual sus últimas materias, cinco estudiantes del Instituto de Tecnología Nuclear Dan Beninson lograron obtener sus títulos en Ingeniería Nuclear con orientación en aplicaciones.

Se trata de Federico Terrens, Rosario López de San Martín Zapata, Martín González, Tamara Guarda y Giuliano Perotti, que integran la tercera camada de graduados de la carrera grado del instituto dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de San Martín (UNSaM).

Trabajo final

Para poder recibirse, los jóvenes debieron defender sus proyectos integradores finales durante la última semana de julio a través de plataformas virtuales. Algunos de ellos, incluso, debieron modificar sus trabajos a raíz del aislamiento social, preventivo y obligatorio que impuso la pandemia.

Es el caso de Federico Terrens, quien realizó su tesis sobre estimación de coeficientes de reactividad en reactores de investigación y de potencia. “Fue una experiencia atípica. Por la pandemia, muchos de los experimentos que teníamos proyectados no pudimos realizarlos, pero decidimos modificar una parte del trabajo y hacer algo de simulación desde nuestras casas”, contó.

Por su parte, Giuliano Perotti, oriundo de Villa Carlos Paz (Córdoba), se recibió con su estudio retrospectivo de tratamientos de cáncer de cabeza y cuello con BNCT mediante la implementación de nuevos modelos de cálculo de dosis y probabilidad de efecto. “La carrera es muy versátil en cuanto a la orientación y los enfoques. A mí me interesa retribuir a la sociedad lo que aprendí. Por eso, elegí el campo de la física médica para pensar tratamientos contra el cáncer”, explicó Giuliano.

La joven salteña Rosario López de San Martín Zapata presentó un trabajo titulado “Puesta a punto de un sistema de planificación de código abierto en radioterapia”. En tanto, Tamara Guarda, de Neuquén, trabajó en cálculo de transporte neutrónico a través de guías de neutrones para su utilización en diseño de blindajes. Por último, Martín González, trabajador de la CNEA, investigó la simulación del ciclo del torio en el código Dionisio.

Egresados en la Especialización en Física de la Radioterapia

Por otro lado, el pasado 4 de agosto Florencia Zalazar y Edgar Falco defendieron sus Trabajos Finales de la Especialización en Física de la Radioterapia, convirtiéndose así en la segunda y en el tercer egresado de esta carrera dictada por el Instituto Dan Beninson.

Esta especialización tiene como fin formar especialistas en Física de la Radioterapia con los niveles de conocimiento y autonomía necesarios para desempeñarse en centros de Terapia Radiante y promover los avances tecnológicos en los centros de radioterapia.

Para poder ingresar a la especialización, los aspirantes deben poseer un título universitario de grado de cuatro o más años de duración, otorgado por instituciones universitarias nacionales o extranjeras con reconocimiento oficial, correspondiente a carreras en las que las ciencias físicas sean una parte esencial de la formación de grado tal como en: Ciencias Físicas, Física Médica, Bioingeniería, Ingeniería Nuclear o Electrónica u otras especialidades de la ingeniería que brinden la formación similar. Asimismo deben tener conocimientos del idioma inglés que les permita leer y comprender textos técnicos.

Ingresantes al ciclo superior de la carrera de Ingeniería Nuclear Orientación Aplicaciones

El 3 de agosto se dio inicio en formato virtual a la cursada del ciclo superior de la carrera Ingeniería Nuclear con Orientación en Aplicaciones con siete nuevos ingresantes, quienes fueron seleccionados a través de un examen de admisión. Previamente se había llevado a cabo un curso preparatorio de ingreso a distancia, durante los meses de abril y mayo, que sirvió de apoyo a los estudiantes.

A la vez, se realizaron todos los procedimientos administrativos para que todos los postulantes seleccionados pudieran comenzar el primer semestre de la carrera en la fecha planificada según el calendario académico de la Universidad Nacional de San Martín, en un formato adaptado a la situación actual.

Sobre la Ingeniería Nuclear con Orientación en Aplicaciones

La Ingeniería Nuclear con Orientación en Aplicaciones consta de un ciclo básico de 2 años y un ciclo superior de 3 años. Mientras que la primera etapa puede cursarse en distintas universidades del país que dicten alguna carrera de ingeniería o afín; el ciclo superior se cursa en la sede del Instituto de Tecnología Nuclear Dan Beninson, ubicada en el Centro Atómico Ezeiza. La cursada es intensiva y ofrece la posibilidad de acceder a una beca de la Comisión Nacional de Energía Atómica para la dedicación exclusiva al estudio.

Más información: https://ibeninson.cnea.edu.ar/ingenieria-nuclear-con-orientacion-en-aplicaciones/