Presidencia de la Nación

El Gobierno deroga 69 normas para disminuir la burocracia, fortalecer la competencia y mejorar el comercio

Sistemas de rotulado de productos, programas de precios y normas complementarias de las ya eliminadas leyes de góndolas y de abastecimiento, entre otras normativas fueron derogadas por la Secretaría de Comercio; la medida fue impulsada en conjunto con la Secretaría de Simplificación, dependiente de la Jefatura de Gabinete de Ministros.

A través de la Resolución 51/2024 de la Secretaría de Comercio publicada hoy en el Boletín Oficial, se derogaron 69 normas que obstaculizaban las relaciones comerciales entre los ciudadanos y promovían un rol intervencionista del Estado.

La medida fue impulsada por la Secretaría de Comercio en conjunto con la Secretaría de Simplificación dependiente de la Jefatura de Gabinete de Ministros, cuya misión es participar y colaborar en el diseño de políticas de desregulación, desburocratización y simplificación de trámites y procesos en el sector público, así como en la formulación, evaluación y revisión integral de los marcos regulatorios y procesos, especialmente los que afectan al sector productivo y a la inversión.

Se hizo un relevamiento de las normas con el objetivo de desregular la gestión, simplificar el flujo de información desde la sociedad hacia el Estado, eliminar superposiciones y reiteraciones que se detectaron en las normas y promover las adecuaciones necesarias, a partir de la derogación de leyes como la de abastecimiento, de góndolas y del observatorio de precios.

Entre lo alcanzado por las derogaciones se encuentran el SiFIRE, un sistema que establecía la obligación de informar etiquetas y rótulos de nuevos productos, y el SIPRE, un régimen informativo de precios y cantidades vendidas de bienes finales e intermedios instaurado durante el gobierno anterior.

Ambos sistemas generaban un dispendio de recursos humanos y tecnológicos tanto al Estado como a las empresas con información que en el pasado fue utilizada como herramienta de presión sobre las empresas para lograr adhesión a los programas que promovía la gestión anterior.

También se estableció derogar normativas complementarias a Ley de Góndolas y de Abastecimiento, ya eliminadas, que establecían su supervisión y cumplimiento.

Se derogaron además regímenes informativos de precios máximos, Precios Cuidados, así como también se dispuso la derogación de toda norma complementaria del programa Precios Justos, ya que el mismo había finalizado el 8 de diciembre de 2023. Estas herramientas sólo sirvieron para distorsionar el sistema de precios, fundamentalmente de alimentos y bebidas en nuestro país.

Asimismo, se impulsó la derogación del programa de acceso de productos regionales en supermercados de grandes superficies, apuntando a que ese tipo de políticas sean impulsadas por los gobiernos provinciales, atendiendo a los desafíos de cada economía regional, ayudando de este modo a promover el federalismo real.

Dentro de las políticas de simplificación impulsadas desde la Secretaría de Comercio, se derogaron normas vinculadas a la intervención en el proceso de información de cuotas de colegios y universidades de gestión privada, la obligación a frigoríficos de informar semanalmente sus precios y cantidad vendidas, y un régimen de tratamiento de sobreendeudamiento de los consumidores que violaba aspectos básicos de la Constitución Nacional de acuerdo en lo que establece el artículo 42, de usuarios y consumidores. Estas derogaciones son el resultado de una primera etapa de relevamiento, a la que seguirán otras medidas para simplificar el comercio y desburocratizar la gestión del Estado.

Scroll hacia arriba