El Ejército celebró el día del Reservista

En Campo de Mayo, se realizó una ceremonia por el día de la Reserva del Ejército, integrada por profesionales civiles que se adiestran a fin de interactuar dentro de la Fuerza.


En la oportunidad, quienes se destacaron en los Cursos de Formación de Oficiales de la Reserva (CUFOR) recibieron las distinciones “mejor camarada” y “espíritu militar”.

Seguidamente, se entregaron los sables al personal que aprobó los cursos 2017 y 2018.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor General del Ejército, general de división Claudio Ernesto Pasqualini, otorgó al subteniente de Reserva Alejandro Julio Aliaga un diploma de honor por su constante contribución a las reservas de la Fuerza a través de la coordinación de siete ediciones del CUFOR en la provincia de Córdoba.

En Córdoba…

Durante la ceremonia de egreso del CUFOR 2018, el director del Liceo Militar “General Paz” se refirió a la responsabilidad que implica la conformación de reservas acordes con las necesidades propias de la Defensa Nacional.

Es de señalar que el mencionado curso posibilita la capacitación de ciudadanos, en vistas de la defensa de la patria, en ejercicio del derecho constitucional que así lo prevé.

El acto tuvo lugar en la plaza de armas del Liceo y fue presidido por su director, coronel Alejandro Testa. Asistieron también autoridades militares de la Guarnición Ejército Córdoba y representantes de la Policía de la Provincia.

Luego de entregarse los correspondientes certificados y sables, se llevó a cabo un desfile de los efectivos formados.

¿Qué son las reservas de las Fuerzas Armadas?

Las reservas son esenciales para un Ejército durante la realización de operaciones. Cuando se las necesita, deben estar equipadas, organizadas, clasificadas y capacitadas en las jerarquías y roles, a fin de completar las organizaciones de la Fuerza ya existentes, y conformar otras que surjan de los planes.

Actualmente, los cursos para la formación de reservas se desarrollan en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Tucumán.

Los civiles que se adiestran en tal sentido son profesionales que adquieren una aptitud militar mínima para poder interactuar dentro de la Fuerza en su área específica y generar un puente fundamental entre el Ejército y el ámbito civil en caso de conflicto.

La selección de los inscriptos voluntarios, que siempre superan las vacantes disponibles, se hace en dos instancias.

La primera, a través de la revisión de currículum vitae en relación con las exigencias de la unidad. La segunda consiste en una entrevista personal con el jefe de la División Reservas.