El costo de no promover el veganismo


La doctrina del veganismo indica que el hombre debe vivir sin explotar a los animales. Como la cuestión de la definición es obviamente tan importante, les pediré que tenga la amabilidad de memorizarla, de modo que cuando usemos la palabra veganismo todos estemos pensando en lo mismo. El veganismo, entonces, es la doctrina de que el hombre debe vivir sin explotar a los animales.

Entonces, difunden una definición distorsionada, mostrando al veganismo ya no como un principio moral, sino como una forma de vida. Además introduciendo como razones y no como meras posibles consecuencias, al medio ambiente y la salud, fomentando con ello el antropocentrismo y más confusión.

Aunado a esto, utilizan material audio visual enfocado en las condiciones y formas en que se realizan las explotaciones que implican violencia explícita, con lo cual priorizan el rechazo a usos que se relacionen con dicha violencia específica y no cualquier uso de animales no humanos, ni explican porqué es incorrecto usarles más allá de la cuestión del dolor o trauma psicológico. Esto se ha explicado en varios artículos, por ejemplo en el artículo.

También en otro artículo en este mismo blog, demostré que el enfoque en el bienestar animal no ha logrado concienciar a la sociedad para dejar de usar a los demás animales, sino que al contrario, refueza al especismo mismo e incluso hace aliados de las empresas explotadoras de animales a los animalistas. Enseguida los enlaces a dos artículos que hacen referencia a ello.

Evidencia histórica del fracaso bienestarista en la abolición de la esclavitud

Explotación indirecta de animales no humanos
Como resultado, tenemos que van creando gente que piensa que ser vegano es comer plantas y apoyar campañas contra el <>.

Utilizan precisamente términos confusos como: maltrato animal, crueldad, vegano por salud, vegano por el planeta. Además de fomentar campañas enfocadas en explotaciones específicas, sobre todo aquellas que impliquen violencia explícita, ya que es la que la mayoría de la gente, incluidos no veganos, considera innecesaria.

Otras organizaciones ni siquiera mencionan una definición de veganismo, sino que lo mencionan a conveniencia, como un término al gusto de cada quien, e incluso consideran aceptable fomentar el vegetarianismo, mostrándolo como un paso previo al veganismo, como si el veganismo no fuera lo mínimo que le debemos a los demás animales.

Así entonces, tenemos que hay por lo regular mucho más gente vegetariana que vegana en el mundo, y suelen usarse como si fueran sinónimos o como si se tratara de más o menos lo mismo. Incluso tenemos un montón de gente diciendo que es vegetariana, ¡por los animales!

Ya Ginny Mesina escribió incluso desde la parte alimenticia, que la salud y el medio ambiente son argumentos débiles frente a la ética, para permanecer sin explotar animales, al menos en cuanto a la alimentación se refiere. En el blog de filosofía vegana, está un artículo de esta nutricionista y activista traducido al español: <>

También vale la pena leer dos artículos de Casey Taft, sobre el uso de la palabra <> en el activismo animalista, y de la forma en que se promueve el veganismo: