El atleta que cada noche pone el Himno Nacional en su casa

Se trata del ciclista Rodrigo López, medallista paralímpico en Atenas 2004 y Londres 2012.


A lo largo de su exitosa carrera, Rodrigo López escuchó el Himno Nacional y se emocionó. Ahora, es diferente. Porque él mismo es el que lleva los parlantes hasta la puerta de su casa, coloca el celular y amplifica las estrofas de la canción patria cada noche. Así, en Colón, Entre Ríos, a las nueve de la noche no solo se aplaude. También se canta el Himno.

Rodrigo López es un destacado ciclista paralímpico que ganó dos medallas de bronce (Atenas 2004 y Londres 2012) y fue el abanderado de la delegación argentina en los Juegos Parapanamericanos de Toronto 2015. Tenía cinco años cuando un virus le afectó el habla y su audición por una parálisis cerebral.

En Colón, donde más de una vez sus habitantes reunieron dinero para colaborar con la carrera de Rodrigo López, saben que a las nueve, su ídolo se encargará de ponerle música a los aplausos. "Es la canción que nos une a todos y los vecinos y las vecinas se engancharon enseguida", relata Rodrigo.

La idea, aclara López, surgió de un hotel céntrico de Colón. "Está a siete cuadras de casa y no se escuchaba bien. Entonces repliqué la ida por donde vivo. La iniciativa gustó y hace más llevadera la cuarentena", explica. "Además de escucharlo, al Himno Nacional hay que sentirlo. Ahora, cada noche, los vecinos me esperan religiosamente", dice, orgulloso.