Ejercitaciones en la Patagonia

La XIra Brigada Mecanizada realizó sus ejercitaciones finales en la provincia de Santa Cruz. Las actividades se iniciaron con el desplazamiento de personal y materiales a través de marchas tácticas, a pie y en vehículos, hacia la zona de reunión preestablecida.


Los efectivos fueron dirigidos en sus ejercitaciones por el comandante de la Gran Unidad de Combate, general de brigada Fernando Mauricio Ros, y el segundo comandante, coronel Marcelo Tamer Yapur.

El estado mayor de la brigada y sus elementos se trasladaron hasta los campos de instrucción General Adalid y Teniente coronel Fernández Cuello, estancia La Primavera y campos cercanos a las estancias Fuentes del Coyle, La Nueva Argentina y Manantial Chico.

En el campo General Adalid estuvieron desplegados, entre otros, el Grupo de Artillería Blindado 11, el Regimiento de Infantería Mecanizado 24 y el Regimiento de Caballería de Tanques 11.

Los artilleros dividieron sus actividades en dos etapas: la primera fue de ejercicios de conducción de subunidad e incluyó reconocimiento del territorio, ocupación de posiciones de fuego y planeamiento de las técnicas de defensa. En la segunda etapa, la unidad debió brindar apoyo de fuego en el marco de una operación que involucró a la Brigada completa.

Por su parte, los efectivos de los regimientos de Infantería Mecanizado 24 y de Caballería de Tanques 11 ejecutaron prácticas de procedimientos de combate durante el día y la noche, marchas tácticas, ocupación y abandono de una zona de reserva, ataque, repliegue y un franqueo táctico nocturno del río Santa Cruz en compuertas M4T6 construidas por el Batallón de Ingenieros Mecanizado 11.

Para finalizar, la Sección Morteros Pesados de la Unidad de Infantería efectuó una marcha de 12 kilómetros a pie con sus piezas de 120 milímetros, mientras que la marcha para el resto del Regimiento, con su personal y medios, fue de 40 kilómetros.

En cuanto a la unidad de tanques, ésta realizó tiro diurno y nocturno con subcalibre de morteros pesados, subcalibre para tanques de 12,7 milímetros, ametralladora MAG 7,62 milímetros y con las ametralladoras coaxiales y los cañones de 105 milímetros de los vehículos de combate SK 105.

Todos los ejercicios de los elementos básicos de combate, apoyo de fuego, apoyo de combate y apoyo logístico se centraron en la ejecución de procedimientos propios de operaciones ofensivas y abarcaron tiro de combate con todas las armas de dotación.

La gran magnitud de esta salida al terreno se reflejó en los 2.800 efectivos y más de 400 vehículos militares que circularon por las rutas y caminos aledaños a las guarniciones de la Brigada.

Las ejercitaciones fueron supervisadas por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento del Ejército, general de división Aldo Daniel Sala, acompañado por el comandante de la 3ra División de Ejército, general de brigada Daniel Eduardo Varela, quienes recorrieron las unidades, los campos de instrucción y las fracciones desplegadas.

Como corolario, el general Ros reconoció a todo el personal por su fuerza de voluntad y sacrificio para el cumplimiento de las diversas actividades de adiestramiento.

Para ver más fotos del ejercicio entra a nuestro álbum de flickr