Destacan avances de la cobertura universal en jornada de equipos de salud de todo el país

La mayor accesibilidad a servicios de salud de calidad es uno de los objetivos de la ampliación de la Cobertura Universal de Salud (CUS) que desplegó la secretaría de Gobierno de Salud. 22 provincias adhirieron a la iniciativa y desarrollan proyectos escalables, y más de 2 millones de pacientes ya cuentan con historia clínica digital.


Autoridades de la Secretaría de Gobierno de Salud destacaron los avances alcanzados en la ampliación de la Cobertura Universal de Salud durante el V Encuentro Nacional de la Estrategia de Salud Familiar y Comunitaria y Primer Encuentro de Equipos de Salud Familiar y Comunitaria que reúne durante hoy y mañana en Buenos Aires a agentes sanitarios de todo el país.

Del encuentro participaron médicos y enfermeros, psicólogos, nutricionistas, psiquiatras y profesionales de las distintas disciplinas que integran los equipos del primer nivel de atención del sistema público de salud.

“Han sido dos años de trabajo muy intenso en la estrategia que nos planteamos desde la secretaría para avanzar hacia la Cobertura Universal de Salud”, destacó Cintia Cejas, subsecretaria de Coberturas Públicas Sanitarias, y agregó que “hemos realizado varios encuentros con los equipos técnicos de las provincias para consensuar la estrategia y firmamos convenios con 22 jurisdicciones para avanzar en tres ejes: salud digital, ampliación de coberturas y calidad, y salud familiar y comunitaria”.

La funcionaria explicó que “nuestro país tiene acceso universal a la salud, y eso significa que cualquier persona independientemente de dónde viva y del tipo de cobertura puede acceder a los servicios públicos. No quiere decir que tengamos una cobertura del 100 por ciento, sino que hay acceso”, en cambio cobertura, dijo Cejas “es un poco más que acceder, es acceder con determinada calidad y oportunidad a los servicios”.

Con ese concepto, desde la secretaría de Gobierno de Salud se definieron tres ejes de trabajo: salud digital, para que los sistemas de información sean interoperables entre sí y que no se multipliquen las historias clínicas en los lugares que se atienden los pacientes; ampliación de la cobertura y calidad, vinculada a las prestaciones que brinda el sector público y con qué oportunidad y calidad lo hace y el eje salud familiar y comunitaria, para el desarrollo de equipos nucleares en el primer nivel de atención.

Cejas destacó que “los proyectos provinciales escalables –que se desarrollan en 22 provincias– implicaron poner a pequeña escala estos tres ejes de implementación donde las jurisdicciones seleccionaron algunos hospitales y efectores y donde se puso toda la carne al asador en esos establecimientos para luego a través del aprendizaje poder trasladarlo a otros”.

En ese sentido, la funcionaria mostró los avances en los sistemas interoperables, donde la fragmentación era una marca al interior del propio ministerio de salud nacional y de los establecimientos de salud. “En muchos casos las historias clínicas digitales de los hospitales no dialogaban con los sistemas de información del primer nivel de atención. Por eso nuestra postura fue no avanzar en un único modelo de historia clínica, porque ya existían desarrollos previos, sino respetar y hacer que esos sistemas fueran interoperables”.

“A través de la Red Nacional de Salud Digital, se logró pasar de 70 mil pacientes con historia clínica federada en abril de este año a 2 millones en la actualidad. A su vez, las provincias que la integran están en condiciones de intercambiar información y esta es una realidad tangible”, sostuvo Cejas.

Por su parte, la directora nacional de Salud Familiar y Comunitaria expresó que “este no es un día de cierre, no queremos terminar sino seguir abriendo caminos en salud pública, y eso implica pensar cómo queremos el futuro y analizar el recorrido críticamente para continuar y mejorar”, y agregó que “en la Argentina inequitativa entre jurisdicciones que tenemos, eso equivale a hacer algo para reducir las brechas en mortalidad infantil, mortalidad materna y en las tasas de embarazo adolescente”.

En ese marco, Fraifer destacó que “hace dos años que desde Nación transitamos el camino de intentar la cobertura universal de salud y nosotros en especial en el eje territorial de la CUS, que es la estrategia de salud familiar y comunitaria por resolución ministerial desde enero 2019”.

Así, la funcionaria destacó el despliegue de equipos nucleares y ampliados para el abordaje de problemáticas de salud desde una perspectiva psico social. “Somos equipos de abordaje territorial y cuando salimos al territorio, lo hacemos a las cárceles, a las comunidades indígenas y a los municipios”, indicó y agregó “tenemos un modelo de cogestión con las provincias y cuando hablamos de modelo de gestión creemos en el modelo de atención familiar y comunitaria con población nominal a cargo de equipos”.

“Estamos nosotros y ustedes como trabajadoras y trabajadores de la salud en ese primer nivel de atención al lado de las personas que padecen y sufren, en cada posta sanitaria, en cada hospital y en cada barrio garantizando que todas las personas puedan acceder a la salud: los niños y las niñas, los adolescentes, las mujeres, los hombres, los transgénero, todos con la estrategia universal tienen que tener cobertura y derecho a la salud”, remarcó.