Desarticulamos una banda dedicada a la trata de personas y rescatamos a cuatro mujeres


Desbaratamos una organización dedicada a la trata de personas con fines de explotación sexual que operaba en el partido bonaerense de San Martín. Detuvimos a cuatro personas de nacionalidad argentina y logramos liberar a cuatro mujeres que se encontraban cautivas.
Realizamos las aprehensiones con la participación del personal de la Oficina del Programa de Rescate y Acompañamiento de Personas Damnificadas por Delito de Trata dependiente del Ministerio de Justicia de la Nación, y concretamos cinco allanamientos en distintas localidades del partido mencionado: tres en Villa Lynch, uno en Billinghurst y otro en Villa Ballester.
La causa se inició en abril a través de la Fiscalía Federal en lo Criminal y Correccional de Tres de Febrero, a cargo de Paulo Starc, al ordenar labores policiales con el fin de constatar los hechos denunciados en la Línea 145.
Mediante numerosas tareas investigativas, constatamos que uno de los domicilios allanados era utilizado como “Privado”, donde se ofrecía actividades sexuales de cuatro mujeres mayores de edad. A su vez, pudimos determinar la existencia de un hombre y tres mujeres encargados de la promoción y el regenteo de las víctimas. Algunas de ellas tenían relación con la regente por intermedio de la religión Umbanda que ésta practicaba.
Como resultado de los procedimientos secuestramos 5.700 pesos; dos armas de fuego y municiones; 228 gramos de picadura de marihuana, una balanza digital, un picador y una pipa. Entre otros elementos probatorios del delito incautamos además elementos sexuales; agendas; anotaciones de pases; cinco celulares, dispositivos electrónicos y documentación de interés para la causa.
Los detenidos quedaron a disposición del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 01 de San Martín, a cargo de Emiliano Canicoba, Secretaría N° 02, a cargo de Florencio Leitao Pinheiro.
Tras tomar declaración indagatoria a los detenidos y testimonio a las víctimas, la judicatura actuante ordenó decretar el procesamiento y la prisión preventiva para los cuatro integrantes de la banda por ser coautores material y penalmente responsables de los delitos de trata de personas con fines de explotación sexual, agravado por el abuso de la situación de vulnerabilidad de las víctimas, por la calidad de conviviente con una de ellas y por ser autoridad de un culto. Otros agravantes fueron el tráfico de estupefacientes en la modalidad de tenencia con fines de comercialización; el número de personas intervinientes; la tenencia ilegítima de armas de fuego de uso civil y de guerra. Finalmente, se ordenó un embargo sobre el dinero y/o bienes hasta cubrir la suma de 900.000 pesos.