Daniel Bertoni: "Cada día me siento más campeón del mundo"

El delantero recordó el camino de la Selección hacia el título en el Mundial 1978.


El Mundial de 1978, el undécimo de la historia, se realizó en la Argentina. Eran otros tiempos. Otros diseños de campeonatos. Participaban apenas 16 equipos -la mitad de los que jugaron en Rusia 2018-, y no había eliminación directa.

“A nosotros nos tocó la que llamaríamos la ‘Zona de la Muerte’. Debutamos contra Hungría (2-1) que tenía un equipazo, después nos tocó la Francia (2-1) de Platini, y cerramos la primera fase contra Italia (0-1) que terminó cuarto y se consagró en España 1982”, recuerda Daniel Bertoni, uno de los delanteros campeones del mundo.

Bertoni, que utilizó la camiseta número 4, hizo el gol de la victoria en el debut. Y tuvo el enorme privilegio de cerrar el marcador en la final contra Holanda, la tarde del 25 de junio en el estadio Monumental.
“Superamos la primera fase y nos tocaron otros rivales complicados: Polonia, que había salido tercero en Alemania 1974, Brasil y Perú. Pudimos superarlos porque teníamos un gran equipo y la fuerza mental para llegar a la final”, agrega el ex futbolista.

Entonces sí, llegó ese partido tan esperado contra Holanda. “Nos costó mucho llegar al estadio desde la concentración. Había muchísima gente”, indica. “Fue un orgullo hacer un gol en la final y un sueño tocar y levantar la Copa del Mundo”, asegura. El “Matador” Mario Kempes marcó los otros dos tantos en el 3-1.

“Cada día me siento más campeón del mundo”, concluyó Daniel Bertoni, uno de los 22 jugadores que integraron el plantel que conducía César Luis Menotti. Aquella tarde del 25 de junio que Argentina levantó la Copa del Mundo por primera vez.