Damián Blaum: “Este es un camino difícil, pero lleno de oportunidades”

El nadador de aguas abiertas reconoce que es muy complejo este proceso de pandemia, pero a la vez explica cómo aprovecharlo para llegar mejor preparado al regreso.


La realidad del nadador de aguas abiertas Damián Blaum es común a la de muchos deportistas. Sensaciones encontradas, objetivos cortos por la incertidumbre de la vuelta a la competencia, satisfacción por el regreso a los entrenamientos y un mensaje alentador cargado de fuerza de voluntad y esperanza, en pleno reconocimiento de una situación mundial de mucho sufrimiento.

“Estoy entre los deportistas privilegiados que volvimos a entrenar. Volver al natatorio del CENARD es algo que me llena de alegría, me doy cuenta que un momento de mucho sufrimiento en el mundo yo estoy pudiendo hacer lo que tanto amo. Es un camino difícil, pero lleno de oportunidades, donde debemos tratar de aprovechar el tiempo para desarrollarnos en determinados aspectos que en otras situaciones se hace prácticamente imposible”, analizó Blaum para la web de la Secretaría de Deportes de la Nación.

“Hace 30 años que entreno con regularidad y es la primera vez que de la noche a la mañana me encontré afuera de la pileta y sin poder salir de casa. Entonces me obligué a hacer una rutina determinada y ahora el objetivo es volver a sentirme fuerte; bien preparado para cuando toque volver a competir”, prosiguió el nadador campeón del mundo en aguas abierta en 2013 y subcampeón mundial en forma consecutiva entre 2009 y 2012.

Y dejó una reflexión final: “No se puede pensar a largo plazo, la situación del mundo es cambiante, en Europa hay rebrotes por ejemplo; capaz regresemos a competir en febrero pero la realidad es que eso no lo sabe nadie. Quiero agradecer a todos los que nos permitieron volver a entrenarnos y pedirles un poco más de paciencia a los que todavía no pudieron regresar a los entrenamientos. Siempre lo mejor está por venir, mientras viva la pasión dentro nuestro y tengamos todavía esa sensación de cosquillas en la panza al practicar el deporte estoy convencido de que podemos ser optimistas y no bajar los brazos”.

Blaum, nadador olímpico en Beijing 2008, posee entre otros logros el record de cruce a nado del Río de la Plata en 2018 y además fue distinguido a lo largo de su trayectoria con los premios Olimpia, Jorge Newbery y Konex.