Conversaciones con chicas en tecnología

Se llevó a cabo un encuentro donde jóvenes de 18 a 24 años compartieron lo que piensan, sienten y aspiran a futuro en STEM.


En el Centro Cultural de la Ciencia C3, se invitó a siete jóvenes, que cuentan con un perfil que se destaca en ciencia y tecnología, a conversar sobre sus carreras, sus aspiraciones, las mujeres en la ciencia, en el marco del encuentro “Potenciando el talento de las mujeres en las TIC”, en el Día Internacional de las Niñas en las TIC, que se celebra todos los 25 de abril. Alexandra Binder, Malena Müller, Carolina Buxo, María del Carmen Castillo Obregón, Josefina Berardi, Camila Fernández y Lucía Martín compartieron reflexiones, risas y coincidencias, junto al secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Jorge Aguado, y la secretaria de Gobierno Digital e Innovación Tecnológica de la Secretaría de Gobierno de Modernización, María Inés Baqué.

Derribando estereotipos, buscando referentes
Se miran y se escuchan. De a una se presentan y cuentan qué están haciendo. Hablan de códigos, aplicaciones, programación. Todas se están formando en carreras TIC, quizás es muy pronto, pero hay mucho futuro en sus palabras.

“Es importante poder tener más mujeres en áreas tecnológicas y también, es importante tener su visión nueva y fresca. Incentivar a que las más chicas se sumen”, abre el encuentro Jorge Aguado.

Lucía Martín, estudiante de Economía en la Universidad de San Andres (UdeSA), es la primera en presentarse. A los quince años desarrolló una aplicación y web (5ntar) para denunciar acosos callejeros que fue premiada en el Hackatón “Hacke a la Violencia de Género”, organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Estudió programación en “Aprendé Programando”, iniciativa del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y en “PUMM” (Programando un Mundo Mejor), organizado por Chicas en Tecnología.

Malena Müller es estudiante de Ingeniería Electrónica en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). Obtuvo dos reconocimientos, en el marco de la Feria de Electrónica organizado por dicha institución, uno por un proyecto sobre Internet de las Cosas y otro, sobre robótica. Le gustan estos temas vinculados con el espacio y programar. 

La falta de referentes mujeres es una de las características que más coinciden a la hora de explicar por qué no hay más chicas en tecnología. “También que haya más princesas y menos robots”, subrayan.

“El miedo está en dar el primer paso. La gente se asusta cuando cuento qué estudio porque no sabe de qué trata”, se sincera Alexandra Binder, estudiante de Ingeniería Biomédica en la Universidad Nacional de General San Martín (UNSAM), y profesora auxiliar de Robótica y Programación para chicos de 6 a 17 años en PuntoTechies. Al igual que Carolina Buxo, estudiante de Arquitectura en la UBA, forman futuros programadores. Carolina se entusiasma cuando cuenta que realizó el Bootcamp de Front End en MindHub, y al término se convirtió en Mentora junior. “Por querer emprender algo empecé a aprender”, y resalta que una de las cosas que más la inspiraron fue que MindHub estuviera a cargo de mujeres. “En mi lugar de mentora sé que influencio y que sea mujer está bueno”.

Por su parte, Josefina Berardi, recibida en Comunicación por la UdeSA, estudia Data Analytics y Programación Web Full Stack en Digital House Argentina. Cuando contó a sus pares que iba a orientarse en contenidos digitales no entendían de lo que hablaba. Con el tiempo, compartiendo información y notas que se publicaban ablandó el tema y convenció a amigas para que se sumen.

María del Carmen Castillo Obregón participó de “Aprendé Programando” en la sede del Barrio 31, en los cursos de Desarrollo Web. Además, participó en el concurso "Soluciones para el Futuro" de Samsung & Socialab, donde desarrolló, junto a sus compañeros, una aplicación celular con un mapa interactivo del Barrio 31 para facilitar el acceso y tener información constante de las propuestas e iniciativas que suceden allí. Hoy el proyecto va a ser financiado por una compañía de arquitectura de software. Se encuentra estudiando Programación Full Stack y Desarrollo Front-End en Ada. “Hago las dos al mismo tiempo”. Camila Fernández también participó de “Aprendé Programando” en Desarrollo Web y Desarrollo de Aplicaciones móviles híbridas. Hoy estudia Ingeniería de la Información en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). “Es importante usar el ingenio”, expresa.

Otra característica que señalan es la mayoría de varones por clase. De acuerdo a un informe desarrollado por Chicas en Tecnología sobre brecha de género en el sistema universitario CTIM entre 2010 y 2016, se registraron un 33% de mujeres y un 67% de varones como estudiantes, tanto en universidades públicas como privadas.

“La tecnología sirve para comunicarte con el mundo, no quedarte atrás”, añade Carolina mientras María del Carmen asiente. “La tecnología abre las puertas a un mundo de inclusión”, cierra Lucía.

El encuentro, organizado por la Secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y la Secretaría de Gobierno de Modernización, fue patrocinado por EQUALS, iniciativa global de múltiples actores dedicada a promover el equilibrio de género en el sector de la tecnología al fomentar la igualdad de acceso, el desarrollo de habilidades y oportunidades de carrera, tanto para mujeres como para hombres.

Sobre EQUALS: Es una asociación de líderes corporativos, gobiernos, empresas, organizaciones sin fines de lucro, instituciones académicas, ONGs y grupos comunitarios que trabajan juntos para cerrar la brecha digital de género.