Construimos consensos para la preservación de humedales


Con el objetivo de fortalecer la preservación de los ecosistemas de humedales, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, que encabeza Sergio Bergman, y la Fundación para la conservación y el uso sustentable de humedales, firmaron un documento que avanza en el desarrollo de actividades conjuntas para la conservación de la biodiversidad de estos ambientes.

La Fundación Humedales estuvo representada por su presidente, Rubén Quintana y por parte del organismo de Ambiente nacional, Diego Moreno, secretario de Política Ambiental en Recursos Naturales quien explicó que “el convenio que firmamos es para colaborar en varias líneas de trabajo en lo que tiene que ver con el delta del Paraná y poder avanzar junto con la Fundación Humedales en impulsar el inventario de humedales en esa región”. “Este es el esquema de trabajo que impulsamos desde la Secretaría de Ambiente para articular con otros organismos y la sociedad civil de manera de generar un ámbito colaborativo para lograr las prioridades que hemos fijado”, señaló Moreno.

Por su parte, Javier García Espil, director nacional de Gestión Ambiental del Agua y los Ecosistemas Acuáticos aseguró: “Es muy importante que construyamos acuerdos sobre los desafíos comunes que existen para la conservación y uso sustentable de estos ecosistemas”. “Los humedales prestan valiosas contribuciones, evitan inundaciones, purifican el agua, absorben gases de efecto invernadero, son hábitats de flora y fauna nativa, proveen bienes y servicios para el sostenimiento de actividades regionales y en muchos casos poseen un elevado valor cultural, histórico, turístico y recreativo. La coordinación de acciones entre todos los sectores es fundamental para su preservación”, subrayó García Espil.

El acta firmada apunta a coordinar acciones en el marco del Programa Corredor Azul, un proyecto a diez años que busca preservar el sistema de humedales Paraná-Paraguay de importancia para el desarrollo sustentable de la región.

Cabe recordar que el corredor azul se extiende a lo largo de 3.400 km desde su origen en el pantanal brasileño, pasando por Bolivia y Paraguay, hasta su desembocadura en el delta del Paraná en Argentina. El desafío del programa consiste en preservar la integridad ecosistémica y la conectividad de los humedales del corredor, que contribuyen a regular las inundaciones, almacenar carbono, proveer agua potable y son base de las producciones ictícola, ganadera y ecoturística.

Asimismo, el proyecto contribuirá a fortalecer la implementación de diferentes instrumentos como el ordenamiento ambiental del territorio, los humedales de importancia internacional (sitios Ramsar), el inventario de humedales y el monitoreo y evaluación de ecosistemas acuáticos, entre otros.

También participaron del encuentro Marco Vermaasen, coordinador del programa Corredor Azul y Gastón Fulquet, coordinador de Políticas de la Fundación Humedales.

Humedales

Los ecosistemas de humedales, que en Argentina ocupan el 21% del territorio, representan muestras significativas de abundancia y diversidad de recursos naturales, de los que derivan un sinnúmero de bienes y servicios ambientales de importancia económica y ecológica para nuestro país.

La “Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional” -o Convenio de Ramsar- los define como “las extensiones de marismas, pantanos y turberas o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporarias, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluyendo las extensiones de aguas marinas cuya profundidad en marea baja no exceda los seis metros”.

Argentina cuenta con 23 humedales de importancia internacional reconocidos por la Convención, que abarcan una superficie total de 5.687.651 ha. Además, participa de las Estrategias Regionales de Humedales Altoandinos y de la Cuenca del Plata.