Construcción de una planta de tratamiento de líquidos cloacales en Corrientes


El Ministerio de Interior, Obras Públicas y Vivienda realizó la apertura de sobres de la licitación para la construcción de una planta depuradora de líquidos cloacales en la ciudad de Corrientes, que representa una inversión del Gobierno Nacional de 1.100 millones de pesos y que beneficiará a 420.000 habitantes de la zona.

“Por decisión del presidente Mauricio Macri el objetivo es generar cambios sustanciales en infraestructura y que al final de nuestro mandato el 100% de los argentinos tenga servicio de agua potable de calidad y al menos el 75% cloacas. Por eso iniciamos una gran cantidad de obras, como esta planta, que le mejorarán la calidad de vida a los correntinos”, señaló el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio.

En tanto, el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua, agregó que "la planta de tratamiento para la ciudad de Corrientes es una promesa incumplida durante décadas que ahora se hace realidad” y destacó que “tendrá un impacto directo sobre el medio ambiente porque evitará el vuelco de los líquidos cloacales sin tratar al río Paraná".

“Está obra ratifica la voluntad del gobierno nacional con la provincia de Corrientes y con todas las que forman parte del Plan Belgrano de revertir décadas de falta de inversión en infraestructura”, señaló.

El sistema de desagües cloacales de la ciudad de Corrientes está compuesto por una serie de estaciones de bombeo que descargan sobre el río Paraná sin ningún tipo de tratamiento, lo que genera un alto riesgo sanitario.

Con la construcción de la planta depuradora, el líquido cloacal proveniente será tratado y volcado al Rio Paraná, sin afectar sus condiciones naturales, evitando además la generación de enfermedades y olores profundos y mejorando la salud y la calidad de vida de la población.