Conocimiento y tecnología al servicio de la salud

El Ministerio de Ciencia y la empresa biofarmacéutica AbbVie firmaron un convenio de cooperación para llevar adelante actividades y acciones de investigación, desarrollo e innovación.


El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MinCyT) rubricó un convenio marco de colaboración con la empresa de biotecnología AbbVie S.A. El objetivo es generar capacidades en materia de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), e impulsar proyectos destinados a la creación de conocimiento y a potenciar los sistemas productivos y de servicios tendientes a mejorar las condiciones culturales, económicas y sociales de nuestro país.

El encuentro estuvo encabezado por el titular de la cartera de Ciencia, Lino Barañao, y contó con la presencia del vicepresidente de Desarrollo y Director Médico global de AbbVie, Rob Scott; el director médico para Latinoamérica del laboratorio, Jonathan Moller; el director médico de AbbVie Argentina, Gastón Kuperman; la gerente de Operaciones Clínicas, Valeria Pace; y la directora de Asuntos Públicos, Cecilia Gilabert. En tanto, la firma del documento estuvo a cargo del secretario de Planeamiento y Políticas del MinCyT, Jorge Aguado, y el gerente general para la Región Sur de América Latina de AbbVie, Flavio Devoto.

Respecto al convenio, Barañao expresó: "Este acuerdo nos permite expandirnos en el campo de la medicina y la creación de plataformas de ensayos clínicos". En ese sentido, agregó: "Aspiramos a consolidar cadenas de valor que abarquen desde la investigación básica hasta la producción de medicamentos. Por lo tanto, buscamos nuevos asociados que nos ayuden a convertir al país en un centro de referencia internacional en materia de investigación aplicada al cuidado de la salud".

A su turno, Aguado señaló: "Hemos logrado sustanciales avances en el sector farmacéutico. Para ello, alentamos la innovación y el desarrollo de nuevos productos a través de políticas concretas que han derivado en la firma de numerosos acuerdos, los cuales nos han permitido profundizar nuestros vínculos con el mundo". "Pretendemos mejorar nuestras capacidades tanto en recursos humanos, instrumentos de apoyo, capacitación y asesoramiento, dado que la biotecnología es un campo de vital importancia por el gran potencial que tiene nuestro país en el área", consignó.

Por su parte, Devoto consideró: "Desde que comenzamos nuestro trabajo en Argentina, fomentamos la colaboración entre los sectores público, privado y académico, como una forma de promover la innovación para mejorar la calidad de vida de las personas y desarrollar un modelo más sostenible para el sistema de salud".

El acuerdo incentiva la incorporación de recursos humanos altamente calificados al sector, y a potenciar la transferencia de saberes entre las áreas de ciencia y tecnología con la industria. A su vez, fomenta el apoyo a proyectos con estudios aplicables en la manufactura o la comercialización de nuevos materiales, productos o dispositivos que puedan ser empleados en nuevos procesos, sistemas o servicios; incluyendo la construcción de prototipos, plantas piloto o unidades demostrativas.

Esta cooperación se establece en el marco de la iniciativa Impulsando, a partir de la cual el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva se articula con el sector productivo para aumentar las capacidades de innovación mediante la promoción y el fomento de la investigación y el desarrollo, la transferencia de tecnología y la asistencia técnica.

De esta manera, se promueve el crecimiento de las empresas en sus actividades de innovación a través de políticas focalizadas, innovación inclusiva, vinculación tecnológica y articulación con el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología. A través de Impulsando se brinda asesoramiento acerca de las herramientas disponibles para crear proyectos de innovación que mejoren las condiciones culturales, económicas y sociales de nuestro país.

La compañía AbbVie es una biofarmacéutica que opera a escala global y se focaliza en la formulación de medicamentos que puedan ofrecer resultados clínicos sólidos, ventajas cuantificables para los pacientes y valor económico, especialmente en segmentos en los que hay una gran necesidad, como son la hepatitis C, la neurociencia, la inmunología, la oncología, la enfermedad renal crónica y la salud de la mujer.