COFEMA: El rol de la mujer en la gobernanza ambiental federal

En el marco del 8 de marzo se llevó a cabo el primer conversatorio sobre experiencias y desafíos de mujeres que se desempeñan como autoridades ambientales nacionales y provinciales. Agradecieron al ministro Juan Cabandié, que “pone mucha energía en nuestro trabajo y nos empodera”.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible que conduce Juan Cabandié, organizó un encuentro virtual junto a las representantes del Consejo Federal del Medio Ambiente (COFEMA), para conocer sus desafíos y experiencias en el día a día de la gestión pública ambiental.

Durante el conversatorio, las autoridades ambientales indagaron sobre los desafíos y costos a la hora de ocupar cargos jerárquicos en la gestión pública, también hicieron balances sobre la paridad de género en los gabinetes, los derechos adquiridos; sobre las deudas pendientes con mujeres campesinas, rurales, las clases sociales más vulnerables, las violencias y la erradicación de las desigualdades.

La primera en disertar fue Dina Migani, secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia de Rio Negro y vicepresidenta de COFEMA, quien resaltó las dificultades que debió a atravesar durante muchos años para ocupar un puesto de trabajo. “Quiero comentar por mis años y por mi historia, que hice mi carrera con mucho sacrificio”, además, relató que cuando la convocaron para el cargo de secretaria de Ambiente de su provincia “fue una alegría muy grande porque me premiaron para cerrar mi carrera, me enorgullece”, y agregó que “es un premio doble que colegas me elijan como vicepresidenta de COFEMA”.

Por su parte, Cristina Ruiz del Ferrier, subsecretaria Interjurisdiccional e Interinstitucional del Ministerio de Ambiente nacional, quien moderó, el encuentro remarcó que “a muchas mujeres nos has costado y nos sigue costando ocupar cargos jerárquicos, de decisión, por la tamaña responsabilidad que eso significa”.

Erika Gonnet, ministra de Ambiente y Cambio Climático, provincia de Santa Fe, hizo hincapié en las desigualdades ambientales. “Hay un tema como la vulnerabilidad, parece que los reclamos ambientales solamente vienen de un sector social, estoy convencida que desde los sectores más vulnerables se hacen muchísimas acciones ambientales y no son tan visibles. Tenemos una gran deuda pendiente con las mujeres de estos sectores”, señaló.

“En cuanto a la gobernanza ambiental como lo es el género, creo que género ha tenido logros gracias a las luchas de las mujeres, los derechos que hemos adquirido durante todo este tiempo”, pero resaltó que “la bandera ambiental tiene muchas cuentas pendientes, si tomamos esa bandera vamos a ser visibles muchas de las demandas que hoy la sociedad les reclama a los gobiernos”, agregó Gonnet.

Eugenia Álvarez, secretaria de Ambiente de la provincia de Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur, resaltó: “Cuando nos ocupó pensar en esta materia para ver cuán equilibrados estábamos, no nos habíamos dado cuenta que hicimos una construcción bastante equitativa”. Con respecto a la conformación de los gabinetes y el trabajo técnico destacó que “es un verdadero placer trabajar a diario porque estamos logrando no tener diferencias relacionadas al género a la hora de trabajar”, y agregó que “tenemos para contar la capacidad para vincular, tejer, visualizar en el otro esta posibilidad, y una con el equipo trata de hacer más uso de esas herramientas y para poder abrir esas puertas”.

A su turno, Carolina Humpreys, subsecretaria de Gestión Ambiental y Desarrollo Sustentable de la provincia de Chubut, habló sobre sobre las posibilidades que le puede aportar el género al trabajo en políticas públicas ambientales y en ese sentido dijo que “tiene que ver con la capacidad que tenemos las mujeres de la empatía, de ponernos en el lugar del otro, de trabajar en equipo”. Asimismo agregó que desde su equipo de trabajo piensan en esta idea de “no masculinizarnos” para ocupar espacios de poder, sino que saber “las capacidades que tenemos las mujeres para trabajar en política, en política ambiental”.

También hizo referencia a la necesidad de “pensar en ambiente desde lo humano y no desde una cosa técnica, fría o desapegada, sino desde toda la humanidad que tiene lo ambiental, ahí las mujeres tenemos mucho para aportar, y pensar cómo podemos hacer ciudades mejores, más resilientes, más igualitarias, menos vulnerables”.

Marta Soneira, secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente de la provincia de Chaco, hizo hincapié en que “es necesario que no nos masculinicemos, las mujeres, sobre todo aquellas que tenemos incidencias sobre decisiones políticas públicas, tenemos que ser más determinantes”. “Con este proceso de transformación que se está viviendo en Argentina, sobre participación de las mujeres en los espacios de decisión, es que las mujeres quieren ser parte determinantes de espacios, de formación para después liderar los procesos en el territorio”. En ese sentido, aclaró que “con esto no digo que los hombres no tengan capacidad de liderazgo, sino que realmente, la presencia de la mujer en espacios de producción, de generación de valor agregado, de toma de decisión es sumamente importante”.

“Nos falta mucho más, tenemos que poder levantar las voces de todas las mujeres rurales, escucharlas, jerarquizarlas”, ellas “tienen percepción de la producción, del cuidado del entorno, del ambiente y van a ser claves en este nuevo modelo de país que tenemos que tener. Aprovecho a que nos convoquemos las mujeres para los nuevos cambios generacionales, de vida y del mundo que se viene”, enfatizó Soneira.

María Victoria Muccilo, subsecretaria de Ambiente de la provincia de Córdoba, hizo un análisis en términos de género y ambiente en el cargo que ocupa, resaltó y realizó una división interna y externa. Sobre la primera dijo que “el trabajo es muy importante con el personal que una tiene a cargo. Internamente nos hemos ocupado en desarrollar espacios donde la mujer también se siente reconocida y escuchada”. A nivel externo señaló que cuentan con “dos programas fuertes que tienen que ver con fomentar las huertas agroecológicas, y hemos creado espacios a través del empleo verde y del trabajo de mujeres en brindar herramientas y capacitaciones para que puedan labrar la tierra, y a través de la economía circular, con empleos verde y revalorizar ese rol de la mujer”.

Florencia Gómez, secretaria de Política Ambiental en Recursos Naturales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, puntualizó en que “hablar de la gobernanza ambiental y hablar de género nos remite a hablar de las violencias y erradicar las desigualdades y no podemos no pensarlo desde un lugar peronista, en mi caso personal y feminista”.
“Siempre los mayores afectados por los desastres ambientales son los pobres, los excluidos, los oprimidos”, En ese sentido resaltó: “Tenemos el desafío de llevar adelante gestiones de una manera emancipadora, pensarnos de manera decolonial de poder cuestionar formas patriarcales, que muchas no tiene que ver con que seamos mujeres o varones, sino que tiene que ver con las formas patriarcales de conducción, de construcción, que podamos construir de otra manera”.

“Nuestro desafío es poder seguir construyendo en estos sistemas de redes que funcionan a nivel de gestión, que funcionan en manera de hermandad. Cuando trabajamos con las chicas del COFEMA, sabemos que hay otras maneras de construir, de fortalecernos, de cuidado. La ética del cuidado y hablar del cuidado es lo que nos diferencia”, resaltó Gómez.

Soledad Cantero, jefa de Gabinete de Asesores del Ministerio de Ambiente de la Nación, fue quien cerró el conversatorio, durante su intervención resaltó: “A nosotras todo el tiempo se nos está midiendo en términos de resultado, debo decir que las mujeres somos resultadistas y hacemos del uso del tiempo de una manera distinta, mientras los hombres se juntan en reuniones a resolver el mundo nosotras, en el mientras tanto, ya lo movimos al mundo”.

“Tenemos una potencia y una energía que es única y ahora tenemos la responsabilidad de realizar un cambio súper trascendental en la vida de los argentinos y de alguna manera contribuir a escala global”, dijo Cantero.

Las funcionarias que participaron del conversatorio agradecieron el apoyo del ministro Juan Cabandié, en ese sentido Cristina Ruiz Ferrier resaltó el compromiso del titular de la cartera ambiental nacional “por el aliento y predisposición. Juan Cabandié nos empuja, promueve y nos da los espacios de toma de decisiones que son de mucha responsabilidad, confía. Pone mucha energía en nuestro trabajo y nos empodera”.