Cocinas eficientes a leña para habitantes de bosque nativos

Se trata de 100 artefactos destinados a familias campesinas e indígenas de Chaco, Salta y Santiago del Estero.


La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación completó la entrega de un centenar de cocinas mejoradas para familias campesinas e indígenas que viven en zonas de bosques nativos en Chaco, Salta y Santiago del Estero. Estos artefactos consumen 60 % menos de leña que el fogón tradicional utilizado por estas poblaciones para cocinar alimentos y permiten así un uso más eficiente del recurso.

La entrega había comenzado en julio y buscó mejorar la gestión forestal y aumentar el acceso de los pequeños productores forestales a los mercados y servicios básicos en las tres provincias seleccionadas. El diseño —encargado al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y realizado por un productor local— corresponde a un tipo de cocina a leña mejorada. Fue seleccionado entre varios modelos propuestos porque optimiza el uso de la madera, hace más efectivo el aprovechamiento del calor generado para la cocción y es sencillo de replicar en la fabricación a escala local. De esta manera, se logra la incorporación de tecnologías que aumentan el bienestar de las familias, favorecen el uso sostenible de los recursos naturales y logran el crecimiento de pymes locales.
Leer más

El desarrollo del producto tuvo en cuenta las demandas relevadas en encuentros con familias campesinas e indígenas, como el acceso a la energía, la disminución de la exposición al humo del fuego abierto y la necesidad de reducir la carga de trabajo derivada de la recolección y el acarreo de leña, tarea realizada en especial por mujeres y niños.

Las 100 cocinas las recibieron beneficiarios de planes integrales comunitarios (PIC) que viven en Bajo Gimnasia, Nueva Yuchán y El Aybal en Santiago del Estero; La Armonía, Los Labradores y Pablo Segovia en Chaco y Kayip en Salta. La entrega fue acompañada por capacitaciones a cargo del INTA, que también hizo el monitoreo de la eficiencia, usabilidad e impacto de la tecnología en la calidad de vida de las familias.

A partir de la buena respuesta de las comunidades, se prevé la fabricación de otras 200 cocinas por parte de pymes locales.