Ciencia y tecnología aplicadas a la investigación espacial

El titular de la Agencia Espacial de Israel y el director de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales presentaron las funciones más relevantes de ambos organismos.


Se realizó en el Centro Cultural de la Ciencia (C3) la conferencia "Ciencia y Tecnología aplicadas a la investigación espacial en Argentina e Israel”, que contó con la participación del presidente de la Agencia Espacial de Israel, profesor  Isaac Ben-Israel. El encuentro fue organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MinCyT), junto con la Universidad de Tel Aviv y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del titular del MinCyT, Lino Barañao, y el embajador de Israel en Argentina, Ilan Sztulman, quienes destacaron la historia de cooperación entre ambos países en materia de ciencia y tecnología.

En ese marco, Barañao consideró: "El desarrollo de la actividad espacial ha sido uno de nuestros objetivos más importantes a largo plazo; un propósito que se relaciona con la inserción inteligente de la Argentina en el mundo". Luego, expresó: "La actividad aeroespacial en nuestro país ha dado muestras de un gran potencial en el concierto internacional, pero ningún país puede permanecer aislado, por eso resultan fundamentales los lazos con otras naciones, como es el caso de Israel".

Por su parte, Sztulman señaló: "Argentina tiene un capital humano muy grande, por ello creemos que ésta y otras visitas van a hacer más fuerte la cooperación entre nuestros países”.

A continuación, el director técnico de la CONAE, Raúl Kulichevsky, repasó los hitos más emblemáticos de la institución y se refirió al Plan Nacional Espacial de la Argentina. Al respecto, consideró: "Es un pilar en torno al cual se desarrollan todas las actividades de la CONAE. Nuestras principales acciones tienen que ver con el lanzamiento y la puesta órbita de satélites, así como todo lo relacionado con el procesamiento y la distribución de la información. Además, tenemos en funcionamiento programas dedicados a la educación”.

Durante la conferencia, Ben-Israel expuso que "como en muchos otros países, la actividad espacial comenzó en Israel asociada a una cuestión de Defensa. Hace cuarenta años, cuando nuestro país comenzaba a incursionar en la temática, era vital para nosotros observar qué sucedía a nuestro alrededor. Sin embargo, eso ha cambiado en las últimas décadas y en la actualidad constituyen dos áreas independientes”.

Al referirse al rendimiento y a las características de los satélites israelíes, el especialista explicó que las condiciones geopolíticas de su región empujaron al desarrollo de unidades más livianas y versátiles, para no incumplir –por ejemplo– acuerdos de paz con sus vecinos que prohibían el lanzamiento de objetos a la atmósfera por arriba de determinado peso.

Asimismo, Ben-Israel recuperó algunas de las contribuciones más relevantes realizadas por la Agencia que preside a proyectos internacionales, como el móvil de exploración Curiosity formulado por la NASA para investigar la superficie de Marte.

Acerca de la relación entre los sectores científicos e industriales, el profesor señaló que en Israel la dinámica entre las universidades y las empresas "es bastante fluida porque, en los hechos, los investigadores son quienes salen a los mercados ofreciendo sus ideas; de allí
el elevado número de startups"
. Y agregó: "Una vez que un proyecto está lo suficientemente maduro, la industria se encarga de tomarlo y llevarlo a la práctica”.

El cierre del encuentro estuvo a cargo de los secretarios de Articulación Científico Tecnológica, Agustín Campero, y de Planeamiento y Políticas, Jorge Aguado.

En primer término, Campero comentó: "Los mejores puentes son los que se construyen sobre la base de la educación y la ciencia; áreas en las cuales Israel es para nosotros un referente". Luego, consideró: "Como nunca antes, nos enfrentamos a desafíos vinculados con el medioambiente, el urbanismo, la energía, la salud, y la producción de alimentos. Por fortuna, la humanidad cuenta hoy en día con las herramientas para hallar las soluciones necesarias de la mano de la ciencia y la tecnología".

Por último, Aguado expresó: "Este año lanzaremos una convocatoria para que empresas de base científico-tecnológica de Argentina e Israel puedan trabajar en forma colaborativa para generar desarrollos y acceder a  nuevos mercados". Además, declaró: "Tanto el Plan Espacial argentino como el israelí muestran semejanzas que nos permiten asociarnos para crear conocimiento y producir a partir de estas nuevas tecnologías, ya sea en telecomunicaciones, la observación de la Tierra, etcétera. De esa forma, aspiramos no sólo a colaborar sino también a que nos acompañen a encontrar la mejor forma para que tanto nuestras empresas como nuestro Gobierno puedan brindar soluciones que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos y la competitividad del país”.