Ciclo de encuentros: Abordajes en salud mental y consumo problemático en niñas, niños y adolescentes

La licenciada Edith Benedetti, Interventora General del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte” participó, el jueves 13 de mayo, del segundo y último encuentro del ciclo: “Abordajes en salud mental y consumo problemático en niñas, niños y adolescentes organizado por las cinco defensorías del país”.


La licenciada Edith Benedetti, Interventora General del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte” participó, el jueves 13 de mayo, del segundo y último encuentro del ciclo: “Abordajes en salud mental y consumo problemático en niñas, niños y adolescentes organizado por las cinco defensorías del país”.

“El objetivo de la propuesta es instalar el necesario debate sobre esta temática, generar un espacio de intercambio para producir insumos que permitan iniciar abordajes de manera respetuosa de los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes”, sostuvo el Dr. Facundo Hernández, Defensor Adjunto de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes como palabras de inicio.

“Ante la dificultad de diseñar e implementar políticas públicas con perspectiva de derechos de infancia se convocó a profesionales a fin de aportar diagnósticos, propuestas y desafíos desde las distintas disciplinas”, concluyó.

Junto a la Interventora General del Hospital, expusieron:la Dra. María Graciela Iglesias, Secretaría Ejecutiva del Órgano Nacional de Revisión de Salud Mental; la Dra. Analía Colombo, Defensora de Niñas, Niños y Adolescentes de la provincia de Santa Fe; y la Lic. Julieta Calmels, Subsecretaria de Salud Mental, Consumos Problemáticos y Violencia de Género del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Por su parte, Benedetti enunció diversos cuestionamientos respecto de la salud mental, los consumos problemáticos y los abordajes que, desde un efector nacional de salud, se llevan adelante para dar respuesta a estas complejidades. “Es necesario partir de la reflexión de qué hablamos cuando decimos salud mental, porque para conversar sobre las estrategias de intervención tenemos que definir desde qué marco epistemológico estamos pensando la producción de subjetividad”, afirmó.Y agregó: “para pensar dispositivos tenemos que ponernos de acuerdo, es necesario reflexionar sobre las situaciones que nos forjan, no solamente a les niñes y a les adolecentes, sino también a nosotros mismos”.

En este marco, la interventora invitó a discurrir sobre la responsabilidad que como profesionales de la salud se tiene ante las intervenciones clínicas. Para ello, es requisito situarse en los escenarios actuales, “pensar en clave de época para abordar los padecimientos subjetivos y con ellos, los consumos problemáticos”.

El marco normativo vigente presenta una plataforma para instalar y desarrollar estrategias de abordajes de derechos. Según Benedetti, desde las instituciones, es necesario pensar en sus propias construcciones y nombramientos: “el nombrar es un primer acto político, porque desde allí se produce afiliación o desafiliación simbólica”.

“Los que trabajamos en salud mental trabajamos en el oficio del lazo, de acompañar y construir con otro. Esto es necesario que se tenga en cuenta para pensar los consumos problemáticos, ya que estos se exhiben como una presentación de una sociedad que los ofrece como alternativa para presentar un padecimiento. Esta situación es singular en todos los casos”, detalló.

Para concluir, Benedettí apuntó a la pregunta: ¿Qué puede un Hospital? En este caso y en el marco del Plan Estratégico 2013-2015 de su primera gestión, manifestó la creación del Dispositivo de Atención Ambulatoria de Niñas, Niños y Adolescentes a fin de dar una respuesta al lugar de vacancia en la atención. Asimismo, en esta segunda gestión y a partir de un nuevo Plan 2020-2023 se prevé fortalecer las líneas de trabajo, tanto de dicho servicio, como el Dispositivo de Atención y Protección a las Políticas de la Infancia, y crear un centro cultural comunitario y una juegoteca abiertos a toda la comunidad.

Además puntualizó y focalizó sobre el trabajo en red manifestado en la firma de convenios con distintas organizaciones e instituciones estatales nacionales y provinciales, como el trabajo intersectorial e interinstitucional en distintos territorios, cuyo fin es ofrecer respuestas integrales a las complejidades actuales. “Es necesario buscar modos de “hacer” que se diferencien de los “haceres” conocidos que reproducen operatorias técnicas, que suprimen lo identitario y singular del sujeto, superponiendo carencia simbólica a la pobreza material desprotección al desamparo, violencia a la violencia”, concluyó.