Cambio climático: Argentina es parte de la solución


Desde que nuestro país se comprometió a participar activamente en la lucha contra el cambio climático a través de su adhesión al Acuerdo de París en 2015, comenzamos a delinear estrategias con objetivos claros y concretos para mitigar los avances del cambio climático.

Si bien Argentina es el país número 29 en el ranking de emisiones de gases de efecto invernadero y su nivel de emisiones a nivel global es solo del 0,7 %, coincidimos en la evaluación de la especial responsabilidad del G20 y su capacidad de intervención. La solución de la crisis climática no puede ser ajena a este influyente grupo. Es por esto que, si bien somos uno de los países con menores emisiones del grupo, apelamos a la diplomacia y la influencia que nos brindó la presidencia del G20 en 2018 para crear el grupo específico sobre cambio climático. Más aún, logramos introducir el tratamiento de estrategias a largo plazo de bajo carbono, logrando resultados por consenso que reflejaron el trabajo realizado, con el fin de asegurar que todos los países del G20 cumplan con la invitación del Acuerdo de París de presentar estrategias 2050.

Los esfuerzos diplomáticos para alcanzar acuerdos fueron enormes. Sin embargo, en la medida que los mayores emisores no cambien sus patrones de producción de energía, dichos esfuerzos seguirán siendo insuficientes.

Respecto a nuestro país, los enfoques críticos recientes refieren al subsidio que Argentina realiza a los combustibles fósiles y cuestiona la falta de un plan de mitigación para emisiones de la ganadería con una estrategia al 2050. Esto no es correcto. Desde los comienzos de la gestión, encaramos la lucha contra el cambio climático como una prioridad a nivel nacional. Cuenta de ello es la creación en 2016 del Gabinete Nacional de Cambio Climático. Y si bien aún nos queda un año de plazo de cara a la presentación oficial de la estrategia de largo plazo, ya contamos con la aprobación del plan de trabajo que hemos presentado a través del mencionado gabinete. En dicha estrategia al 2050, se abordan los puntos referentes al subsidio a los combustibles fósiles y la ganadería con miras a lograr desacoplar definitivamente las emisiones de gases de efecto invernadero del crecimiento productivo, como camino para acercarnos a una neutralidad en carbono en dicho horizonte temporal.

Por decisión política del presidente Mauricio Macri, nuestro país trabaja desde 2015 para posicionarse como uno de los países líderes en la lucha contra el cambio climático. Durante el primer año de gestión, se creó por Decreto Presidencial el Gabinete Nacional de Cambio Climático cuyo funcionamiento es considerado una buena práctica a nivel internacional.

Fue uno de los primeros países en ratificar por ley el Acuerdo de París y en el marco de dicho gabinete, Argentina fue el primer país del mundo que revisó su Contribución Nacional (NDC) y presentó una Contribución revisada, más ambiciosa, consensuada y transparente un año después de la firma de dicho acuerdo.

Hoy ya estamos realizando esfuerzos a partir de los planes del Gabinete Nacional de Cambio Climático en materia de eficiencia energética y energías mas limpias, conservación de ecosistemas, duplicación de la superficie de parques nacionales y áreas protegidas, creación de nuevas áreas marinas protegidas, cuidando nuestros bosques y aumentando la forestación, capturando carbono en nuestros suelos, promoviendo tecnologías para una agricultura sostenible, buenas prácticas ganaderas y reduciendo las emisiones en el sector del transporte.

Tanto en su política interna como en la internacional, Argentina ha asumido su responsabilidad y está dando los pasos necesarios para convertirse en un referente regional en la lucha contra el cambio climático para afrontar esta crisis climática.