Cadetes de la Escuela Naval Militar viajan a bordo del rompehielos Almirante Irízar en su retorno a Buenos Aires tras la CAV 2017/18


Doce cadetes de 4to. año de la Escuela Naval Militar (ESNM) viajan a bordo del rompehielos ARA Almirante Irízar, que inició su regreso desdeUshuaia al puerto de Buenos Aires, tras participar de la Campaña Antártica de Verano 2017/18 organizada por el Ministerio de Defensa.

La posibilidad de esta navegación surgió al desocuparse plazas del rompehielos en Ushuaia y en un esfuerzo coordinado entre la ESNM y la Fuerza Aérea, que habilitó unas plazas en un avión C-130 Hércules.

La embarcación de los cadetes es una posibilidad de ampliar su formación profesional para que apliquen lo aprendido en las materias profesionales y técnicas.

En el buque, los cadetes también participan activamente de las prácticas de lucha contra incendios y control de averías y cubren guardias en el puente de comando y la sala de máquinas, desempeñando puestos como ayudante del oficial de guardia, señalero y timonel.