Cabandié participó en un encuentro de la Comisión Episcopal Social sobre el escenario poscoronavirus

Allí recordó que existe un vínculo entre esa enfermedad y la degradación ambiental, a la vez que aseguró que quienes más padecen las consecuencias ambientales son los sectores más vulnerables.


El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, formó parte esta tarde de un panel realizado en el marco de la Semana Social Virtual 2020, organizada por la Comisión Episcopal de Pastoral Social como un espacio de encuentro y reflexión con representantes de distintos ámbitos sobre el devenir del país. La charla estuvo dedicada a dialogar sobre la salud y el ambiente en el escenario poscoronavirus.

En su exposición, Cabandié explicó que la situación planteada por la pandemia de COVID-19 está ligada al impacto del entorno. En tal sentido, indicó: “Hemos tenido una cultura de degradación ambiental muy marcada. Llevamos más de 150 años con una visión equívoca sobre el rol que nos cabe a los seres humanos en relación con los bienes naturales”. También afirmó que, como consecuencia de ello, la humanidad empezó a experimentar “las consecuencias del cambio climático”, luego de lo cual recordó la celebración del Acuerdo de París, como un pacto internacional en el que se asumió que “todas las naciones son responsables”.

Asimismo, el ministro nacional afirmó: “Como bien lo dice el Papa Francisco, en su encíclica Laudato si´, los problemas ambientales siempre devienen problemas sociales. Los que mayor padecimiento tenemos en relación con estas situaciones somos los países en desarrollo, y al interior de ellos, los sectores más humildes”. “Creo que la única salida es con una mirada holística y de profunda solidaridad con los que peor lo van a pasar, porque dicho sea de paso, lo económico y lo ambiental van de la mano”, puntualizó.

Entre los desafíos que el funcionario identificó por delante, marcó la necesidad de “expandir la economía en el marco del desarrollo sostenible”, a la vez que señaló la importancia de “generar modificaciones, como a nivel de la matriz energética, pero en el marco de la sostenibilidad”. También reconoció: “Tenemos una tarea compleja”, y finalizó al indicar: “Muchas veces hablamos de la transición justa, o transición ecológica, pero sabemos que no hay mucho tiempo”.

En el encuentro, también participaron el ministro de salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Fernán Quiroz; su par bonaerense, Daniel Gollán; el jefe de Gabinete del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García; el médico epidemiólogo Eduardo López; el obispo de Avellaneda, Rubén Frassia; el delegado episcopal de la Pastoral Social, Edgard Cattana, junto a Juan Pablo Tettamanti, de la Episcopal Social, que realizó la moderación.