Búsqueda y rescate en Primeros Pinos

Efectivos de la Compañía de Cazadores de Montaña 6 rescataron a un grupo de once personas extraviadas en la alta montaña. Fueron evacuadas a esa subunidad y atendidas por el personal de Sanidad.


Los andinistas, que realizaban una caminata por el cerro El Atravesado, cerca de Primeros Pinos, en la provincia de Río Negro, fueron sorprendidos por el mal clima imperante cuando emprendieron el descenso.

Las tareas de rescate comenzaron a la mañana siguiente, luego de la denuncia que efectuó un familiar ante las autoridades policiales intuyendo el extravío de los andinistas. A su vez, se solicitó apoyo al Ejército Argentino, cuya Compañía de Cazadores de Montaña 6 se encuentra próxima a la zona del incidente.

Esta unidad de tropas especiales se caracteriza por la capacitación de sus hombres en operaciones de montaña, así como por la disponibilidad de medios aptos para el trabajo en ese ambiente geográfico particular. La Compañía cuenta, en forma permanente, con un grupo especializado en búsqueda y rescate, el mismo que tuvo a cargo las tareas de rescate de los andinistas extraviados en esta oportunidad.

El jefe de Unidad, teniente coronel Ignacio García Solorzano, fue el responsable de coordinar la actividad, de la cual participaron 70 efectivos, divididos en dos grupos. Uno de ellos, con equipos especiales de montaña, fue por la zona alta y el otro comenzó a ascender la ladera de la altura siguiendo el arroyo que enmarca la zona.

Es de señalar que el clima en esa zona es muy cambiante y provoca condiciones extremas de viento y nieve, que desorientan a quienes no están habituados al terreno. Esto, a su vez, se complica por la falta de cobertura de las redes de telefonía móvil.

Es importante destacar que la rápida reacción de este elemento militar, en colaboración con otros efectivos de distintas fuerzas policiales y de rescate zonales, permitió el rescate de los extraviados sin ningún tipo de lesiones. Las once personas, inmediatamente después de ser ubicadas, fueron trasladadas hasta el refugio de montaña que posee la compañía y en esa instalación fueron atendidas por el personal militar de Sanidad que presta servicios en la subunidad.

Una vez más pudimos dar solución a una necesidad real, que mas allá de nuestro empleo táctico, tenemos la responsabilidad social de colaborar con nuestros compatriotas, actuando con el profesionalismo que caracteriza a nuestras tropas, en este caso particular de las tropas especiales de montaña, quienes con su esfuerzo diario se mantienen en aptitud de desarrollar distintas tareas, entre las que se incluye la búsqueda y rescate en montaña invernal.

¡Felicitaciones cazadores!, siguiendo su lema “Donde nadie se atreve”“